Ecología

El cambio climático desnuda las copas de los árboles del sur de Europa

Repercusiones de la defoliación de los bosques

cambio

cambio

2 de marzo de 2011

El cambio climático está incrementando la frecuencia y severidad de ciertos fenómenos climáticos extremos, como sequías, inundaciones, tormentas de viento y huracanes en la cuenca mediterránea y en la Europa meridional. Así lo afirma un grupo de investigadores del Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (CREAF, por sus siglas en catalán), del CSIC y de la Universidad Autónoma de Barcelona, cuyo estudio revela que el calentamiento global está provocando un declive generalizado en las copas de los árboles del sur del continente. A consecuencia del aumento de las sequías durante los últimos años, la superficie defoliada del dosel del bosque se ha duplicado en la mitad sur de Europa, lo que afecta negativamente a las comunidades de animales y hongos que dependen de los árboles para alimentarse.

«El estudio constata que las sequías de larga duración, o multianuales, colapsan las comunidades de estos organismos, causando una reducción drástica en su abundancia y diversidad que se prolonga varios años después de finalizada la sequía», explica Jofre Carnicer, uno de los autores del estudio e investigador de la Unidad de Ecología Global del CREAF. Los científicos afirman que este fenómeno podría incrementar el riesgo de extinción de varias especies endémicas. Además, añade Carnicer, el estudio también analiza cómo el declive de las copas arbóreas puede retroalimentar las dinámicas del cambio climático: «Las sequías podrían reducir la capacidad de los bosques de fijar y retener el carbono, lo que redundaría en un incremento de CO2 en la atmósfera y retroalimentaría positivamente el cambio climático». Pero eso no es todo. Menos hojas en las copas significa menor capacidad de los árboles para moderar las temperaturas estivales, lo que también podría reducir su capacidad de transpirar durante épocas de calor extremo. Una retroalimentación positiva que podría resultar muy negativa.  –Eva van den Berg

 

Foto: Àngel Ribas