Efemerópteros gigantes pululando

Efemerópteros gigantes pululando (Palingenia longicauda)

Wildwonders61

Wildwonders61

HUNGRÍA, RÍO TISZA

Un milagro de una perfecta sincronización biológica ocurre cada año a mediados de junio en el río Tisza, entre Serbia y Hungría. La fecha exacta no se conoce nunca de antemano, puesto que la luna debe estar en su fase adecuada, así como también la temperatura y calidad del agua. Los enjambres comienzan en la parte baja del Tisza y se repiten a diario a la puesta de sol entre las seis y las ocho de la tarde, con el fenómeno avanzando río arriba durante dos semanas. Es el acontecimiento mágico de los efemerópteros más grandes de Europa, que miden hasta 12 centímetros de la cabeza a la cola. Millones de larvas de estos peculiares insectos se incuban y maduran en unos día. Millones de individuos cubren la superficie del río durante dos o tres horas horas, intentando desesperadamente aparearse antes de que sea demasiado tarde. Los machos han pasado tres años en el limo del lecho del río y ahora solo tienen unas pocas horas para encontrar una hembra y reproducirse antes de morir. A menudo docenas de machos persiguen a una única hembra al mismo tiempo, formando una especie de flor con las alas. Por ello, el proceso suele llamarse «el florecimiento del Tisza». Tras el apareamiento, a las hembras sólo les quedan unas pocas horas de vida y ponen los huevos con suma rapidez en la superficie del río, que luego se sumergirán hasta el fondo. Hace cien años extravagancias de la naturaleza como ésta eran habituales en muchos ríos centroeuropeos. No obstante hoy han desaparecido de todos ellos, a excepción del Tisza y algunos de sus afluentes. Existen proyectos para reintroducir estos efemerópteros gigantes en varios de los ríos donde antes prosperaban.

www.wild-wonders.com/

www.rewildingeurope.com/