Editorial: Un mar de cambios

Septiembre de 2013

editorial_septiembre2013

editorial_septiembre2013

28 de septiembre de 2013

Estamos acostumbrados a oír hablar de catástrofes que lo cambian todo en un instante: un terremoto, un incendio, una explosión. Pero hay una que se está consumando a cámara lenta, una catástrofe cuyas dimensiones solo podemos medir con el transcurso de los años, de décadas, de siglos tal vez. Y está ocurriendo ahora mismo. El culpable de esta desgracia no es tanto la naturaleza como nosotros mismos, y es consecuencia de nuestra dependencia de los combustibles fósiles, que ha desencadenado una cadena de acontecimientos: el calentamiento de la atmósfera y de los océanos, la fusión de los glaciares y de los mantos de hielo, y el consiguiente aumento del nivel del mar.

Según un estudio, en torno al año 2070 la inundación del litoral causada por este fenómeno podría afectar a casi 150 millones de personas que viven en ciudades portuarias. «Hemos condenado de forma irreversible a las generaciones futuras a vivir en un mundo más cálido y con mares en constante avance», escribe Tim Folger, autor del reportaje de este mes «El mar avanza».

Ni los científicos ni los modelos informáticos pueden determinar cuánto y a qué ritmo subirá el nivel del mar,por lo cual ilustrar este artículo y transmitir la gravedad del problema ha supuesto todo un reto. Es preciso un ejercicio de imaginación basado en datos reales. Para este reportaje hemos trabajado con los más reconocidos científicos,

ilustradores, redactores, cartógrafos y fotógrafos con el fin de aportar luz a un tema tan complejo. Sabemos quiénes son los protagonistas de este drama en expansión: los océanos, los glaciares y los mantos de hielo en retroceso, las tormentas cada vez más destructivas, como el huracán Sandy el año pasado. El problema es que intentamos contar una historia cuyo final todavía no se ha escrito.