Paleontología

Cuando los dinosaurios dominaban la Tierra

Un equipo de paleontólogos halla el nido de dinosaurios más grande de Europa

dinos

dinos

5 de noviembre de 2010

En Coll de Nargó, en la comarca catalana del Alt Urgell, en Lleida, se ha excavado el mayor nido de dinosaurios de Europa. Así lo ha constatado el equipo de paleontólogos que lleva trabajando en el yacimiento de Pinyes desde 2005, cuando descubrieron lo que ya a primera vista parecía una puesta de huevos de dinosaurio realmente excepcional. Los investigadores, del Grupo de Investigación del Mesozoico, del Instituto Catalán de Paleontología (ICP), aseguran que tanto este yacimiento como otros que hay en esta misma vertiente sur de los Pirineos son piezas clave en el estudio y conocimiento de los últimos diez millones de años de la existencia de los celebérrimos saurios gigantes.
«La puesta de huevos de dinosaurio hallada en Coll de Nargó es la más grande recuperada en nuestro continente, y su proceso de excavación ha sido largo y complejo», afirma Àngel Galobart, quien, junto con los paleontólogos Bernat Vila, Josep Fortuny y Albert Garcia-Sellés, se encuentra al frente de los trabajos realizados en el yacimiento. Tras el hallazgo del nido en 2005 se realizaron campañas en 2007, 2008 y 2009, durante las cuales se logró la extracción de la puesta íntegra. Gracias a la utilización de técnicas de excavación basadas en la adquisición de datos tridimensionales, se ha podido determinar que este tipo de puestas estaban constituidas por una cantidad de entre 20 y 28 huevos. «Muchos más de los que hasta ahora se habían citado en puestas localizadas en otros yacimientos europeos y también de la India», añade Galobart. Todo indica que los dinosaurios enterraban su puesta bajo el suelo, como hacen las tortugas actuales, y que los huevos eclosionaban bajo el sustrato.
Este yacimiento y los otros situados en áreas colindantes hacen de las cuencas pirenaicas catalanas un lugar excepcional para saber qué sucedió justo antes de la extinción de estos reptiles inmensos, acaecida hace 65 millones de años. Pero no sólo resulta fascinante para los paleontólogos. Gracias a la red de museos y centros de interpretación de la zona, también los aficionados tienen a su alcance un viaje al pasado para rememorar la época en la que la Tierra estaba dominada por los dinosaurios. –Eva van den Berg

Fotos: Institut Català de Paleontologia