Conservación

Corredor para jaguares

jaguar

jaguar

Los grandes felinos necesitan espacio para moverse. En el caso del jaguar, su territorio abarca una franja que va desde México hasta Argentina. Pero el desarrollo humano se interpone en su camino. Los conservacionistas ayudan a los felinos a cruzar las autopistas mediante pasos subterráneos, pero los jaguares se resisten a atravesar los campos de cultivo, que están ganando terreno a su hábitat natural, en especial los cultivos de soja, maíz y palma aceitera del valle del río Magdalena, en Colombia. Las explotaciones son enormes, y no hay posibilidad de rodearlas si no es por los Andes, cuya altitud convierte esa posibilidad en inviable. Las primeras fotos de una madre y sus cachorros (arriba) tomadas con una cámara trampa en una plantación de palma invitan al optimismo. La presencia de hembras indica no solo un tránsito puntual, sino su permanencia en la zona para la reproducción, dice Howard Quigley, de la ONG Panthera.