Chile crea la reserva marina más grande de América

La nueva área protegida, situada en torno a las islas Desventuradas de Chile, atesora un elevado número de especies endémicas

1 / 9

1 / 9

3desventuradas.

Unos submarinistas rodeados de peces inspeccionan un imponente muro cubierto de erizos de mar frente a las islas Desventuradas. Estos animales han devorado las algas, manteniendo la formación limpia.

Enric Sala, National Geographic

2 / 9

1desventuradas.

Dos lobos marinos de Juan Fernández (Arctocephalus philippii) se sumergen en aguas de las islas Desventuradas, situadas a unos 900 kilómetros de la costa norte de Chile. Los submarinistas tomaron esta instantánea en 2013 durante una expedición a la zona.

Enric Sala, National Geographic

3 / 9

4desventuradas.

El fotógrafo Manu San Félix se oculta entre un manto de kelp mientras intenta filmar un banco de peces frente a la costa de la isla de San Ambrosio, parte del archipiélago de las Desventuradas.

Enric Sala, National Geographic

4 / 9

5desventuradas.

Un banco de jureles de cola amarilla (Seriola lalandi) contrasta con el fondo azul del océano. En una investigación realizada en 2013 los científicos estimaron que esta especie comprendía el 13 por ciento de la biomasa de las aguas que rodean la isla de San Ambrosio.

Enric Sala, National Geographic

5 / 9

6desventuradas.

Un banco de peces llamados viejas de Juan Fernández (Pseudolabrus gayi) se arremolina frente a una formación de kelp.

Enric Sala, National Geographic

6 / 9

2desventuradas.

Unos peces papel de lija chilenos (Paratrachichthys fernandezianus) se cobijan en una cueva de coral. Esta especie es endémica de las islas Desventuradas –convertidas hoy en una nueva reserva marina– y del archipiélago de Juan Fernández, situado a unos 750 kilómetros al sur.

Enric Sala, National Geographic

7 / 9

7desventuradas.

Pez luna (Mola) fotografiado frente a la costa de las islas Desventuradas.

Enric Sala, National Geographic

8 / 9

9desventuradas.

Unos pámpanos chilenos (Pseudocaranx chilensis) se aproximan al objetivo de la cámara fotográfica durante una expedición científica levada a cabo en las islas Desventuradas el año 2013. Esta especie es endémica de la zona.

Enric Sala, National Geographic

9 / 9

8desventuradas.

Las púas de un erizo de mar no disuaden a esta estrella de mar. En las aguas que rodean la isla de San Ambrosio, en el archipiélago de las Desventuradas, las estrellas de mar son los principales depredadores de estos animales.

Enric Sala, National Geographic

8 de octubre de 2015

El Gobierno de Chile ha anunciado la creación de una reserva marina de 297.000 kilómetros cuadrados (una superficie similar a la de Italia) en torno a las islas Desventuradas, situadas a unos 900 kilómetros frente a la costa norte de dicho país.  El nuevo parque marino, llamado Nasca-Desventuradas, se convertirá de este modo en la mayor zona marina protegida del continente americano.

Las Desventuradas se emplazan en un ecosistema marino único en el que prosperan especies tropicales y de aguas templadas. Según el biólogo marino y Explorador Residente de National Geographic Enric Sala, hasta un 72% de los peces de este archipiélago y de las islas Juan Fernández, situadas a unos 740 kilómetros al sur, son endémicas.

La región fue objeto de una expedición conjunta llevada a cabo en 2013 por la organización ecologista Oceana y National Geographic en el marco del proyecto Mares Prístinos, una iniciativa liderada por Sala destinada a la exploración, el estudio y la protección de los últimos lugares vírgenes de los océanos del planeta.

Además de ser un importante recurso científico, el Parque Marino Nasca-Desventuradas ayudará a recuperar importantes pesquerías agotadas en esta zona del Pacífico Sur y garantizará el futuro de la pesca de langosta practicada en el archipiélago de Juan Fernández. El proyecto supondrá asimismo un paso importante de cara al compromiso adquirido por la Convención de las Naciones Unidas sobre Diversidad Biológica, en la que se fija como objetivo la protección de un 10% de los océanos del mundo para el año 2020.