Aleta de tiburón a la baja

tiburon

tiburon

5 de marzo de 2015

Cazadas por generaciones de humanos ávidos de comerciar con sus aletas, ciertas poblaciones de tiburón –entre ellas algunas de tiburón martillo, marrajo y tiburón tigre– han estado a punto de desaparecer en los últimos 30 años. Pero según un reciente informe del grupo conservacionista WildAid, las tornas podrían estar cambiando para estos superdepredadores del océano conforme la demanda decrece en China, el primer consumidor de aleta de tiburón del mundo.
Movidos por las contundentes críticas internacionales, muchos países han prohibido la práctica de capturar tiburones, amputarles las aletas y devolverlos al mar para que mueran. Algunos han ido más allá y han prohibido la pesca comercial de tiburones. En el sur de China, zona cero de la compraventa de aletas, las ventas han descendido un 82 % desde 2012. La coordinadora del informe, Samantha Whitcraft, asegura que es un paso en la dirección correcta que nos aleja de la crueldad y nos acerca a la conservación.