Una fundación indonesia creará una isla forestal para Alba, la orangután albina

Alba tiene que ser trasladada a una zona forestal segura, especialmente por cuestiones de salud relacionadas con el albinismo: problemas visuales, complicaciones auditivas y cáncer de piel

Ver todas las fotos

Alec Forssmann

20 de septiembre de 2017

Los orangutanes dan de mamar más que ningún otro primate

La Borneo Orangutan Survival Foundation, una fundación indonesia dedicada a la conservación del orangután de Borneo y de su hábitat, ha lanzado una campaña de recaudación de fondos para crear una isla forestal de más de 5 hectáreas, donde la orangután albina Alba "pueda vivir libremente en un hábitat natural y protegida de las amenazas que generan los humanos", según ha explicado hoy la Fundación BOS a National Geographic.

Alba fue rescatada el 29 de abril en la aldea Tanggirang, en la provincia de Borneo Central, en Indonesia. Se encontraba en mal estado: estresada, deshidratada, débil, sufriendo una infección parasitaria y mostrando poco apetito. Alba es el único ejemplo conocido de un orangután albino, mientras que Copito de Nieve fue y sigue siendo el único gorila albino conocido.

Orangutanes en la cuerda floja de la extinción

Durante los primeros días, Alba permaneció en cuarentena y bajo una luz tenue debido a su sensibilidad a la luz solar. Después de estar sometida a unos cuidados médicos especiales empezó a probar alimentos variados como frutas y leche, hasta que ganó 4,5 kilos de peso. Ahora tiene 5 años de edad, pesa 17,4 kilos y ha realizado grandes progresos. La Fundación BOS ha concluido que, debido a su singularidad y a los riesgos asociados a la supervivencia en estado salvaje, Alba tiene que ser trasladada a una zona forestal segura, especialmente por cuestiones de salud relacionadas con el albinismo: problemas visuales, complicaciones auditivas y cáncer de piel. "Planeamos crear una isla de un mínimo de 5 hectáreas, donde Alba pueda vivir con otros tres orangutanes que ya conoce y a los que se siente unida", destaca la Fundación BOS. "Una vez en la isla el grupo será protegido, controlado y observado constantemente por un equipo especializado con el fin de evaluar la adaptación de los orangutanes en la isla", concluye.

Outbrain