Un muro de grafiti para salvar el Ártico

Estas son las obras de los artistas que el pasado día 9 de abril se dieron cita en Barcelona con el objetivo de salvar el Ártico.

1 / 33

1 / 33

La Castillo

La Castillo

La lectura de un electrocardiograma se acerca al presente donde un oso polar aguarda al final de la línea. Con ello la artista quiere reflejar que se les acaba el tiempo, que poco a poco se quedan sin hábitat y que nosotros los humanos no hacemos nada por remediarlo.

 

La Castillo

 

Héctor Rodríguez

2 / 33

Rubicon

Rubicon

“La vida es más interesante con diversidad” declara su autor y nos comenta que ha decidido pintar un inuit con una máscara para expresar su admiración por la tribu Inuit: una tribu fuerte y que merece respeto.

 

La  impresionante pieza de rubicon  ha sido elaborada en su totalidad con un rodillo y una pértiga.

 

Héctor Rodríguez

3 / 33

Riaq Miuc & Hanako Mimiko

Riaq Miuc & Hanako Mimiko

Un niño genera la sombra de la que nacen los males y penurias de la humanidad.

 

“Nuestro trabajo habla de repercusión de la pasividad de la sociedad y las consecuencias que los actos que no vemos tienen en el mundo”.

 

Riaq Miuc & Hanako Mimiko

 

Greenpeace España

4 / 33

Bublegum

Bublegum

“El tema del Ártico me motiva mucho. Los animales no se pueden defender de nuestras acciones, por eso he dibujado un oso enfadado y a otro gritando”.

 

Bublegum

 

 

Héctor Rodríguez

5 / 33

Valiente Creations

Valiente Creations

El mural semi-abstracto de la artista evoca el deshielo del Ártico, que se aprecia cosido por las costuras que emanan del centro de la Tierra en un intento de reparar el daño causado por el hombre.

Valiente Creations

 

Irene Valiente

6 / 33

Santa Sudaka

Santa Sudaka

“Yo suelo dibujar animales, soy arquitecta y me apasiona la geometría. He dibujado una ballena azul que lleva un peso encima con el que represento el peso que la humanidad está depositando sobre la naturaleza".

Santa Sudaka

 

Greenpeace España

7 / 33

Kimo Osuna

Kimo Osuna

“El Ártico representa el termómetro de la estupidez humana. Hoy hablamos del Ártico, mañana seremos todos”.

 

Kimo Osuna

 

 

Greenpeace España

8 / 33

Yoshi Sislay

Yoshi Sislay

Aunque pueda parecer increíble, la pieza de Yoshi está pintada con rotuladores.

“Trato de exagerar como vamos a llegar a un lugar donde no podemos sobrevivir. Existe una necesidad de cuidar el planeta. Nuestros antepasados nos legaron un planeta bonito y nosotros vamos a legar una basura a nuestros hijos. Tenemos la responsabilidad para con los animales porque somos la especie dominante. Yo respeto al planeta como el nos respeta a nosotros: es un amigo supergigante y es nuestro turno de corresponder a su amistad".

Yoshi Sislay

 

 

Héctor Rodríguez

9 / 33

Jalón de Aquiles & Blinlucie

Jalón de Aquiles & Blinlucie

“Somos un par de poetas que recitamos en pared. Se trata de una composición triste y bella. La pieza refleja el sufrimiento del oso polar durante el camino de perder su hogar, que en la parte izquierda aparece ahogándose y a izquierda ya está en el cielo”.

 

Jalón de Aquiles & Blinlucie

 

 

Greenpeace España

10 / 33

Dase. Dase. Retrato del Ártico

Dase. Retrato del Ártico

“El cambio climático es el suicidio de la humanidad. Cuando pensamos en el tema, lo primero que viene a nuestra mente son los animales, pero no nos damos cuenta de que somos también nosotros, los seres humanos, los que estamos en peligro actuando simultáneamente como verdugos y víctimas”.

Dase

Héctor Rodríguez

11 / 33

Eva Zurita

Eva Zurita

"Mi estilo se define por ser muy positivo y de entrada, tenia muy claro lo que quería hacer en este muro. El problema del Ártico está en nuestras manos, de ahí las manos sosteniendo el Iceberg. No me quería centrar en una sola figura y dar protagonismo a un solo animal. Quería integrar varios elementos, por eso de las manos salen el rabo de un zorro y los cuernos de un reno”.

 

Eva Zurita

 

Héctor Rodríguez

12 / 33

Kamil Escruela

Kamil Escruela

La pieza de Camil refleja el problema del cambio climático a causa de la industria y el transporte. “ Los humanos contaminamos y no nos detenemos a pensar en ello cuando hay otras vías a través de las cuales podríamos evitar la destrucción de la naturaleza. La obra es un guiño al planeta Tierra que llora al ver lo que hacen con él”.

Camil explica que su obra se descontextualiza del leguaje clásico del grafiti en una ilustración naif-pop-contemporánea del mundo actual. Un referente de la generación “Milenial”.

 

kamil Escruela

Héctor Rodríguez

13 / 33

Penao. Estamos "H" articos

Penao. Estamos "H" articos

La pieza representa un atentado por parte de los animales contra los abusos de la humanidad. Una alianza polo Norte-Sur representada por un oso polar y un pingüino respectivamente que se ven las caras por primera vez.

 

Penao

 

Héctor Rodríguez

14 / 33

Enric Font

Enric Font

“Vivimos en un momento en que todo es un desfase. Vivimos en la "estupefacción", en un mundo donde la realidad supera a la ficción. Aunque no lo parezca el tema del ártico es un tema muy cercano a nosotros, pero no apreciamos la distancia. Yo no suelo pintar animales pero en este caso los he elegido y representado pidiendo ayuda para tratar de generar empatía”.

 

Enric Font

 

Héctor Rodríguez

15 / 33

Edjinn

Edjinn

En esta obra, Edjinn nos traslada los problemas en el ártico a su propio universo personal con un lenguaje pictórico muy particular lleno de sus habituales referencias al mundo de los videojuegos y el cómic.

Para esta ocasión nos trae al Mamut y al príncipe del reino de Sablé, extraídos directamente del clásico de Gameboy "Kaeru no Tame ni Kane wa Naru" basado en la novela de Ernest Hemingway "Por quién doblan las campanas" publicada en 1940.

 

Edjinn

 

Héctor Rodríguez

16 / 33

Akore

Akore

El formato de la pieza de Akore es, como él la describe, un mural figurativo realizado con plantillas. En ella el centro de la temática son los niños.

 

“Los niños sufrirán las consecuencias de lo que le estamos haciendo al planeta”.

Akore

 

Héctor Rodríguez

17 / 33

Mr. Sis

Mr. Sis

Mi obra refleja el preocupante deshielo del Ártico representado en un cuerpo que se descompone. El riesgo de que multinacionales y petroleras se hagan con estas zonas que se descongelan y el de los posibles vertidos se representan en mi mural con el negro. También, metafóricamente, un agujero en la pared alude al que el ser humano provoca en la capa de ozono”.
 

Mr. Sis

 

Héctor Rodríguez

18 / 33

H3L-X

H3L-X

“ Me gustan las causas nobles y las causas perdidas. Aunque se que en el Ártico no hay pingüinos, los elegí porque vi en un documental la ardua función de padres que desempeñan. Por eso elegí una imagen de 2 pingüinos enlazados”.

 

H3L-X

 

Héctor Rodríguez

19 / 33

El Xupet Negre

El Xupet Negre

En su pieza reza la frase "Save the arctic" con una aclaración: "Save your Ass".

 

Dice su autor que: "salvando el Ártico salvaremos nuestro trasero".

El Xupet Negre

 

 

Héctor Rodríguez

20 / 33

Cheko

Cheko

“La pieza tiene que ver con el auxilio a los animales. Quiero dejar clara mi mentalidad vegana y antiespecista y expresar que cuando pasa una catástrofe importan las personas, pero no le damos importancia a los animales. Hemos de prestarles nuestra ayuda porque somos responsables de lo que pasa en el Ártico y de muchas otras penurias que padecen”.

 

Cheko

 

 

Héctor Rodríguez

21 / 33

Sebastien Waknine

Sebastien Waknine

"Vi un documental hace tiempo del que aprendí que los osos polares tienen que nadar durante semanas debido a que la rotura de los Icebergs les aleja de sus casas miles de kilómetros”.

 

Sebastien Waknine

 

Greenpeace España

22 / 33

Color in Action

Color in Action

"Dentro de unos años el Ártico va acabar “desártico” y al paso que vamos crecerán los cactus. La idea de hacer del Ártico un parque temático es la que queremos transmitir. ¡Al final el ser humano siempre llega a eso!”.

 

Color in Action 

 

Greenpeace España

23 / 33

Konair Onergizer

Konair Onergizer

Explica konair que: "el logo art consiste en representar un mismo carácter allá por donde pasas".

Su logo consiste en un helado mordido: “ Era mi oportunidad de dibujar un “polo” Norte”.

 

Konair Onergizer

 

 

Héctor Rodríguez

24 / 33

Axe Colours

Axe Colours

“Con rabia y cierto aire de venganza, con este grafiti he querido dar voz a los animales que viven en el Ártico: ¡Basta ya!”.

Axe Colours

 

 

Héctor Rodríguez

25 / 33

Chan

Chan

La pieza, según su autor, es un Wildstyle de letras con su nombre simulando un iceberg. Con ellas el grafitero quiere reflejar el problema del deshielo.

 

Chan

 

 

Héctor Rodríguez

26 / 33

Pau Lopez

Pau Lopez

“Yo solo intento aportar un granito de arena a través del arte. Pienso que esta es una buena propuesta para difundir el arte urbano y que la causa es noble. Merece la pena”.

 

Pau Lopez

 

 

Héctor Rodríguez

27 / 33

Rupper

Rupper

“He pintado una ballena que representa la conservación porque es un animal muy importante para mí y he querido hacerlo con los colores de la naturaleza para darle vida. No quería que fuera un animal muerto sobre la pared”.

 

Rupper

 

Héctor Rodríguez

28 / 33

Tayone

Tayone

La obra de Tayone es una abstracción geométrica de diferentes planos donde expone los distintos aspectos del problema del Ártico.

En la parte superior una gota de petróleo sobre un fondo dorado representa la suciedad del dinero. En la parte inferior un gráfico de la densidad del hielo ártico (a la derecha) acompaña a una figura que representa el efecto mariposa,y que Tayone relaciona con la influencia humana en el entorno.

 

Tayone

 

 

Héctor Rodríguez

29 / 33

El Rughy

El Rughy

La pieza es un cómic: empieza con un cubo de hielo deshaciéndose. En colores cálidos un distribuidor de gasolina antiguo y una plataforma petrolífera componen las siguientes viñetas. En las consecutivas  un iceberg se derrite poco a poco hasta quedar reducido a la mínima expresión.

Según su autor “una denuncia al cambio climático impulsado por la industria del petróleo".

El Rughy

 

 

Héctor Rodríguez

30 / 33

Nsaine

Nsaine

Solo Nsaine sabe que significa su obra: prefiere no dar explicaciones y dejar el mensaje de su grafiti a la libre interpretación.

Greenpeace España

31 / 33

Ulises Mendicutty

Ulises Mendicutty

“Escogí la morsa porque es un animal que solo habita en el Ártico y creo que es el que mejor lo representa. Además es un “bicho” precioso”. 

 

Ulises Mendicutty

 

 

Greenpeace España

32 / 33

Once & Aramrah

Once & Aramrah

Once cuenta que el grafiti clásico consiste en poner tu nombre y que por eso dibuja su pseudónimo. “He elegido colores azules para evocar el agua y el hielo valiéndome de formas geométricas y abstractas". Aramrah acompaña la pieza con la calavera de un oso polar.

 

Once & Aramrah

 

Greenpeace España

33 / 33

Boamistura

Boamistura

Dos golondrinas nos avisan de la llegada del verano, un buen presagio para los marineros que, al avistarlas, saben que han vuelto a casa. Una chimenea del Poblenou resulta ser un faro al que dirigirse. El ojo un órgano del conocimiento envuelto en las llamas de la hoguera que tradicionalmente han representado a la sabiduría. En el centro un árbol que brota con fuerza representando lo más básico: la vida.

Todo en tinta negra, como un tatuaje, para que no se nos olvide que entre todos construimos el futuro.

El grafiti de Boamistura es el único que, junto a otro que conmemora a un fallecido grafitero, ha sido conservado en los muros del Poblenou. Ambos son merecedores de respeto por parte del colectivo de artistas urbanos.

 

Héctor Rodríguez

Héctor Rodríguez

13 de abril de 2016

Son las 10 de la mañana, el horizonte está completamente despejado y el sol, tímido, empieza a templar amablemente la mañana. Ayer muchos miraban al cielo preguntándose si hoy amanecería como la jornada anterior, pues una tormenta habría dado al traste con todo. La primavera en Barcelona suele invitar a no fiarse del parte meteorológico y la pintura no es buena amiga de las paredes mojadas.

El día es tranquilo en las calles del Poblenou, en lo que antaño fue uno de los primeros polígonos industriales del mundo. De ello, dan testimonio las antiguas chimeneas que aún permanecen diseminadas por la zona y que fueron testigo de los albores de la revolución industrial, momento en que los humanos tomamos la senda de un modelo de desarrollo basado en los combustibles fósiles. Modelo que parece estar agotando sus días debido a las consecuencias que ha generado, principalmente el cambio climático.

Y precisamente de eso hablan hoy las paredes. 900 metros de un lienzo de ladrillos donde artistas de todo el mundo han expresado en forma de grafitila problemática que sume al Ártico en una continua degradación.

El arte y el Ártico

Todo está preparado y las pequeñas bolas de plástico comienzan a moverse dentro de los botes metálicos de espray anunciando un tintineo que no cesará hasta que la falta de luz lo impida. La pintura ya impregna los rodillos mientras que pinceles y brochas comienzan a bailar en las manos de los muralistas. Pero un detalle llama la atención: el aroma ausente del etil-éter característico de los aerosoles, y es que hoy la pintura está al servicio del planeta.

La implicación de la sociedad es esencial para evitar que el Ártico desaparezca tal y como lo conocemos

El principal artífice del evento es Marc García Sánchez, fundador de la plataforma para la promoción del arte Rebobinart, que través del proyecto Murs LLiures busca dar un espacio a los artistas para pintar en la calle. Al final del día las paredes volverán a teñirse de color gracias a la convocatoria de la organización ecologista Greenpeace y a la participación de más de 30 creadores que hoy y aquí se dan cita con una idea común, salvar el Ártico.

El arte urbano es efímero, puedes pintar un mural y al día siguiente puede sucumbir ante la obra de otro pintor. Es por ello que según Marc, interesado en la faceta social del arte, existe un paralelismo entre el arte urbano y el Ártico. Y es que la implicación de la sociedad es esencial para evitar que el Ártico desaparezca tal y como lo conocemos. “Si solo pintas un grafiti, posiblemente muy pronto te lo borren, pero si implicas a un barrio en una obra, al borrarlo mucha gente se enfadaría. Con el Ártico pasa lo mismo. Hay que implicar a las personas” explica Marc García. Y probablemente no le falte razón, teniendo en cuenta que el océano Ártico es el más aislado y desprotegido de todo el planeta.

Radiografía de un océano.

El Ártico es el océano helado en superficie que se puede ver en la parte más septentrional de cualquier globo terráqueo. En el imaginario colectivo predomina la idea de un gran continente de hielo. Sin embargo, se trata de una amalgama de enormes témpanos que en un constante ir y venir, chocan, se deforman y se fracturan constantemente.

A este respecto algunos científicos piensan que la alteración de la corriente en chorro polar está afectando a las condiciones atmosféricas del hemisferio Norte. Según Kim Holmen, director internacional del Instituto Polar Noruego: “el Ártico se calienta antes y más deprisa” y es que en los últimos 100 años la temperatura ha aumentado un promedio de 3ºC en la región, más del doble de la media global.

Para 2040 el polo Norte puede convertirse en un destino turístico navegable

A lo largo del siglo XX ha aumentado de manera general la temperatura del planeta. El periodo 2011-2015 ha sido el más cálido desde que empezaron los registros en 1880. De hecho, consecutivamente durante los años 2014 y 2015 se vienen superando las temperaturas máximas medias jamás registradas, resultando el océano polar Ártico una de las regiones más afectadas.

Y es que desde que los satélites empezaron a medir la banquisa de hielo de forma regular en 1979, esta ha menguado de manera muy notable, tanto en extensión como en grosor. Desde entonces, la extensión de hielo, se ha reducido de los 7,19 a los 4,63 millones de kilómetros cuadrados en 2015. Casi a la mitad. El hielo es cada vez más estacional de modo que los témpanos más antiguos están desapareciendo y de hecho, los modelos climáticos apuntan que para 2040 el polo Norte puede convertirse en un destino turístico navegable durante los meses de verano.

El último deshielo

Ya en 2007 el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés) advertía que: “durante el próximo siglo los efectos del calentamiento global en el Ártico superarán los efectos previstos y producirá una retroalimentación que afectará al clima y a las condiciones atmosféricas más allá de la región”.

El hielo tiene la cualidad de reflejar la radiación solar evitando el calentamiento de la atmósfera, es decir,tiene un albedo alto. Por el contrario cuando el albedo es bajo, como ocurre con el agua del mar, la atmósfera absorbe más radiación calentándose más. Así pues, al debilitarse la capa de hielo Ártico, antes perenne y que podía alcanzar los 3 y 4 metros de grosor, aumenta también la superficie que absorbe más radiación retroalimentando de este modo la fusión de la banquisa del Ártico.

Mapa del hielo del océano Ártico

Los mapas muestran la edad del hielo marino del Ártico para cada año de un mes elegido, en este caso diciembre. En ellos el hielo que ha sobrevivido cuatro años o más aparece en azul más oscuro, mientras que el hielo marino que es menor de un año aparece en tonos más claros de color verde. Esta serie cronológica de mapas ayuda a mostrar la variación de la cantidad y ubicación del hielo en el tiempo.

El aumento de temperatura también esta favoreciendo la acidificación del océano. El agua fría absorbe mas CO2 y al calentarse gradualmente pierde esta la capacidad de retener carbonatos. Es por ello que la fusión de los glaciares y el calentamiento global del océano favorece la liberación a la atmósfera del metano acumulado en el fondo marino, uno de los gasesmás potentes a la hora de generar el efecto invernadero.

Entre la comunidad científica no existe duda de que son los gases de origen antrópico los responsables del declive del Ártico. El oceanógrafo de la NOAA (Administración Oceánica y Atmosférica Nacional por sus siglas en inglés) James Overland, ilustra el problema con una metáfora “el Ártico es como el canario de la mina que nos indica que el cambio climático es real”.

En un mundo más cálido

Por otra parte Ian Stirling de la Universidad de Alberta se muestra rotundo frente al futuro: “el ecosistema marino del Ártico, tal y como lo conocemos hoy, dejará de existir”. De no frenar el declive actual, la pérdida de hielo podría causar estragos desde la base del ecosistema, afectando a los organismos fotosintéticos que se encuentran en la base de la cadena trófica marina. Estas algas unicelulares son la fuente de alimentación del zooplancton, que a su vez es el principal alimento de muchas especies, como el bacalao ártico, las aves marinas, y las ballenas de Groenlandia.

La pérdida de hielo podría causar estragos desde la base del ecosistema

Un poco más al sur, el permafrost se esta derritiendo, los límites de la vegetación arbórea avanzan hacia el Norte y la tundra retrocede a favor de los arbustos y hierbas que la invaden.

Por otro lado, la pérdida de hábitat acarrea consecuencias desastrosas para las poblaciones de osos polares, morsas o caribúes, las cuales están experimentando mermas considerables. Tanto es así que el propio Stirling descarta de que a la larga puedan sobrevivir allí.

Un enclave estratégico

Desgraciadamente, como defienden desde la organización ecologista Greenpeace, la importancia del océano Ártico no reside únicamente en su valor ecológico. Los recursos naturales que alberga en su interior suscitan poderosos intereses industriales y gubernamentales. El deshielo abre la puerta a las grandes petroleras para extender las prospecciones petrolíferas en la región. Y la fragilidad del ecosistema junto a los problemas ocasionales que puedan producirse, como vertidos petrolíferos accidentales, pueden modificar irreversiblemente esta zona del planeta, inaccesible en el caso de una catástrofe.

Otra cuestión preocupante es la apertura de nuevas rutas pesqueras y comerciales. La entrada de las grandes pesquerías en el Ártico podría resultar fatídica debido a las agresivas técnicas de arrastre y descarte empleadas en la pesca comercial.

2016, un año crucial

En una de las iniciativas más ambiciosas de salvaguardar el medio ambiente, el Convenio para la protección del medio marino del Atlántico Nordeste (OSPAR) entró en vigor en 1998 y es de obligado cumplimiento para los países firmantes, entre los que se encuentra España. Este convenio nació con el objetivo de conservar los ecosistemas marinos, la salud humana y restaurar, cuando fuera posible, las áreas marinas que se hayan visto afectadas negativamente por el ser humano.

Ahora, y por primera vez desde su creación, se contempla la posibilidad de vincular una figura de protección legal a las aguas del océano Ártico. El encuentro clave del que ha de salir dicho acuerdo tendrá lugar en España durante el mes de junio de 2016. De él, se espera la creación de una reserva marina protegida que abarque el 10 % de sus aguas internacionales.

Por su parte, desde Greenpeace trabajan para proteger el santuario ártico, que abarcaría todaslas aguas internacionales bañadas por el océano. Marta Jiménez, bióloga y responsable de la campaña por los océanos, aclara sus principales objetivos: “desde la organización proponemos que se proteja este santuario y que, además, se cree una reserva marina en las aguas nacionales de cada uno de los países firmantes del convenio”.

Con esta intención la Declaración Internacional por el futuro del Ártico es un documento que tiene como objetivo recabar el apoyo de la mayor cantidad de gente posible. Y es precisamente el mismo objetivodel evento de hoy. Como nos explica Marta Jiménez, “esteactose suma a los más de siete millones de personas en el mundo que ya han pedido laprotección y la creación de un santuario en las aguas internacionales del océano Ártico”.

Esta mañana la pared amanecía blanca, casi virgen a excepción de 2 piezas que el código de honor de un gremio de pintores ha querido conservar: la primera, una pieza cuyo lateral reza “Javi Ribes Castillo, D.E.P. De tu familia y amigos” que representa al colectivo de artistas y nunca ha sido borrada. La otra, imposible de estar en más en sintonía con la ocasión, un faro que,adintelado con un ojo en la parte superior, alumbra con su luz la palabra futuro, en este caso el del océano Ártico.Hace dos días estos mismos muros eran una amalgama de ideas inconexas. Aquel lugar en barbecho estaba decorado con los motivos más dispares: firmas, letras, iconos, personajes y todo tipo de quimeras. Hoy,ha vuelto a terminar llena de arte bajo un mismo objetivo: salvar el Ártico.