Submarinismo sostenible en Cataluña

Fauna submarina en las islas Medes

Fauna submarina en las islas Medes

La población de meros en las islas Medes, en Girona, ha aumentado considerabalmente gracias a las medidas de protección implementadas.

Foto: Carlos Minguell/ Ocean Photos, cola colaboración de la Agència Catalana de Turisme

Si no se realiza de forma correcta el submarinismo puede dañar el medio ambiente, de ahí que haya nacido el proyecto Wildsea Divers, cuyo objetivo es promover el buceo responsable en el mar Mediterráneo.

Wildsea Divers es un proyecto que desde 2015 persigue promover el buceo responsable en el mar Mediterráneo. La iniciativa está dirigida por Submon, una orga­­ni­zación especializada en servicios am­­bientales en el ámbito marino que ya está desplegando diversos programas piloto en algunas Áreas Marinas Protegidas (AMP), entre ellas las islas Medes en Cataluña.

"Miles de buceadores visitan cada año estos ricos territorios submarinos para practicar una actividad que, si no se realiza de forma controlada, puede provocar efectos negativos en estos hábitats tan frágiles y en las especies que albergan", dice Manel Gazo, director de Submon.

Wildsea Divers se sostiene sobre tres pilares: la creación de un distintivo de calidad ambiental, la evaluación de los centros de buceo y su implicación en el proyecto, y la formación de estos centros en la práctica de un buceo responsable.

Tras su valoración, los centros de buceo reciben una marca acreditativa de calidad ambiental. Por el momento, de los 13 clubs de submarinismo de las Medes, ocho ya han logrado ese sello de calidad.

Más información

Proyectos para recuperar antiguos caminos de montaña en los Pirineos de Cataluña

Proyectos para recuperar antiguos caminos de montaña en los Pirineos de Cataluña

Submon no solo evalúa la actividad subacuática, sino también la embarcación y la navegación. Entre las recomendaciones que hace a los submarinistas está el no levantar sedimentos al nadar, no tocar ni molestar a los animales, no llevarse nada del fondo marino, no alimentar a los peces y recoger la basura que detecten durante la inmersión.

Por otro lado, a las embarcaciones se les pide que eviten el vertido al mar de aguas grises y de los líquidos de sentinas, así como el fondeo sobre áreas de fanerógamas marinas, y que presten mucha atención al cambiar el aceite o al repostar para que ninguna sustancia contaminante caiga al mar.

Este proyecto, financiado por la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y por la Obra Social ”la Caixa”, se engloba en el marco de la iniciativa europea Wildsea Europe, que une a los operadores que buscan brindar a los viajeros las mejores experiencias de ecoturismo costero en el Viejo Continente, priorizando las que favorecen el estudio y la conservación de los ecosistemas marinos.

Más información sobre turismo sostenible en Cataluña.