Peces que se sublevan ante el gusano Bobbit: 'mobbing' o acoso en el fondo marino

Un equipo de biólogos de la Universidad de Basilea ha observado de cerca a este terrible cazador y ha constatado un fascinante patrón de comportamiento en una de sus presas, el pez 'Scolopsis affinis'

1 / 6

1 / 6

ubasel1. Un certero chorro de agua

Un certero chorro de agua

Un pez de la especie Scolopsis affinis escupe un certero chorro de agua que provoca la retirada del gusano Bobbit.

Foto: University of Basel, Department of Biomedicine

2 / 6

ubasel5. 'Scolopsis affinis'

'Scolopsis affinis'

El pez Scolopsis affinis se mueve de noche junto al coral, muy cerca de donde se esconde el gusano Bobbit.

Foto: University of Basel, Department of Biomedicine

3 / 6

Gusano Bobbit

Gusano Bobbit

El gusano Bobbit (Eunice aphroditois) es un sigiloso depredador del fondo marino, que vive en mares templados y tropicales, desde el mar Mediterráneo hasta el mar del Japón. Su extraña cabeza está provista de cinco antenas y mandíbulas afiladas que se cierran como tijeras.

Foto: Jose Lachat

4 / 6

Un cazador sigiloso

Un cazador sigiloso

Un gusano Bobbit captura un pez y se lo lleva hacia su madriguera subterránea.

Foto: Daniel Haag-Wackernagel

5 / 6

ubasel2. Técnica de camuflaje

Técnica de camuflaje

Ilustración que muestra la técnica de camuflaje del gusano Bobbit, que entierra todo su cuerpo menos su cabeza.

Imagen: University of Basel, Department of Biomedicine

6 / 6

ubasel3. Sublevación

Sublevación

Los peces se sitúan sobre su madriguera y, en un comportamiento conocido en biología como mobbing o acoso, arrojan certeros chorros de agua por la boca, provocando la retirada del enemigo y abortando futuras emboscadas.

Imagen: University of Basel, Department of Biomedicine

Alec Forssmann

22 de septiembre de 2016

Los peces pueden reconocer rostros humanos

Más información

Los peces pueden reconocer rostros humanos

El gusano Bobbit (Eunice aphroditois) es un sigiloso depredador del fondo marino, que vive en mares templados y tropicales, desde el mar Mediterráneo hasta el mar del Japón. Tiene un cuerpo largo y delgado, de hasta tres metros, que entierra en el lecho marino. Su extraña cabeza, provista de cinco antenas y mandíbulas afiladas que se cierran como tijeras, sobresale de la superficie y espera pacientemente a su presa, a la que despedaza en cuestión de segundos y arrastra a su madriguera. ¿Qué opciones tiene un pequeño pez de sobrevivir ante semejante criatura?

Un equipo de biólogos de la Universidad de Basilea ha observado de cerca a este terrible cazador y ha constatado un fascinante patrón de comportamiento en una de sus presas. Los biólogos Jose Lachat y Daniel Haag-Wackernagel, del Departamento de Biomedicina, han presenciado la estrategia defensiva del pez Scolopsis affinis ante el gusano Bobbit. Durante las observaciones, efectuadas en el estrecho de Lembeh (Indonesia), los peces de esta especie se alzan en armas cuando el anélido captura a uno de sus compañeros o simplemente ante la inmunda presencia del gusano: se sitúan sobre su madriguera y, en un comportamiento conocido en biología como mobbing o acoso, arrojan certeros chorros de agua por la boca, provocando la retirada del enemigo y abortando futuras emboscadas.

Los investigadores han comprobado que otra especie afín (Scolopsis bilineatus) actúa de la misma manera, acosando al gusano Bobbit. "Por lo que respecta a su capacidad mental, los peces en su mayor parte están muy infravalorados. La investigación sobre su comportamiento en hábitats naturales continúa revelando grandes sorpresas", expresa Daniel Haag-Wackernagel, de la Universidad de Basilea. El artículo científico ha sido publicado este mes en Scientific Reports.