Los monos capuchinos de Brasil usan herramientas de piedra desde hace más de 700 años

Mono capuchino

Mono capuchino

Un mono capuchino de la Sierra de Capivara abre una nuez con la ayuda de dos piedras: una a modo de martillo y la otra a modo de yunque.

Foto: Michael Haslam / Primate Archaeology Project

Los monos capuchinos del Parque Nacional de la Sierra de Capivara abren los anacardos golpeando las nueces con unas piedras de cuarcita que ellos mismos seleccionan

Los monos capuchinos de Brasil, cuyo colorido recuerda a la indumentaria de los monjes capuchinos, han utilizado herramientas de piedra para abrir anacardos desde hace al menos 700 años, lo que constituye el ejemplo más antiguo de uso de herramientas por parte de monos fuera de África, según informó el viernes la Universidad de Oxford, que ha desarrollado la investigación junto con la Universidad de São Paulo.

El equipo de investigadores ha observado el comportamiento de los monos capuchinos del Parque Nacional de la Sierra de Capivara, situado al noreste de Brasil, y ha combinado las observaciones con la recogida de material arqueológico del mismo sitio. Los capuchinos seleccionan las mejores piedras que encuentran a su alrededor para poder quebrar las nueces a base de golpes y buscan piedras de arenisca planas a modo de yunques. Después apilan las piedras en la base o en las ramas de los árboles del anacardo. Los monos pequeños aprenden todo este proceso de los monos adultos, y así de generación en generación.

Los moños pequeños aprenden de los adultos, y así de generación en generación

Los investigadores han excavado 69 piedras de cuarcita a una profundidad de setenta centímetros y a través de la espectrometría de masas han podido confirmar que los residuos oscuros en las herramientas proceden de los anacardos. También han datado por radiocarbono pequeños trozos de carbón vegetal que había junto a las piedras, arrojando unas fechas de entre 700 y 600 años de antigüedad. Significa, por tanto, que las herramientas son anteriores a la llegada de los europeos a América.

"Las evidencias arqueológicas más antiguas de uso de herramientas por parte de animales proceden de tres hábitats de chimpancés en la Costa de Marfil africana, donde las herramientas han sido fechadas entre 4.300 y 1.300 años de antigüedad. Aquí hemos hallado una nueva evidencia que sugiere que los monos y otros primates fuera de África también han utilizado herramientas durante cientos o puede que miles de años", explica Michael Haslam, el principal autor del estudio, publicado en Current Biology. "Los anacardos son propios de esta zona de Brasil y es posible que los primeros humanos que llegaron aquí aprendieran sobre este alimento desconocido tras observar a los monos extrayendo los frutos", concluye.