Los candidatos a Árbol Europeo del año 2018

Los olmos centenarios de Cabeza del Buey aspiran a convertirse en el Árbol Europeo del año. Te mostramos en esta galería fotográfica al aspirante español, y a los competidores a los que tendrá que enfrentarse por el preciado título de Árbol Europeo del año del 2018.

1 / 13

1 / 13

Olmos centenarios de Cabeza del Buey. Olmos centenarios de Cabeza del Buey, España

Olmos centenarios de Cabeza del Buey, España

Especie: Ulmus minor.
Edad: Más de 150 años.

Vota a los olmos de Cabeza del Buey aquí

Este conjunto de olmos centenarios han formado parte de la historia de Cabeza del Buey al situarse en el recinto de la ermita de Nuestra Señora de Belén, enclave emblemático, por su valor histórico y artístico para cabeza del buey y para la comarca de la serena. Estos olmos han formado parte de la vida de la localidad desde el momento en que han servido de zona de sombra para los asistentes a la romería de nuestra señora de Belén, una de las más antiguas que se viene realizando en La Serena, y de cuya celebración se tiene constancia desde 1650. Situado a 11 kilómetros de Cabeza del buey, el santuario de Nuestra Señora de Belén es un monumento de gran interés por la fusión de distintos estilos, desde el medieval al barroco. La documentación de la que se dispone indica que la creación del templo sucedió de la mano de los templarios en el siglo XIII, cuando esta comarca fue conquistada por los musulmanes. La ermita constituye un conjunto de edificaciones de distintas épocas. La parte delantera corresponde al convento templario, constituyendo el núcleo inicial del actual complejo. Adosado al bello claustro, el cual reviste de extraordinario interés, se aneja la iglesia del siglo XVII.

Foto: Árbol Europeo 2018

2 / 13

El Tilo de la Vieja Nación, Bélgica

El Tilo de la Vieja Nación, Bélgica

Especie: Tilia cordata
Edad: 400 años

El tilo de Vî Payîs ('Old Country') en Bioul, es el tilo de hoja pequeña más grande del país y uno de los árboles más destacados de Valonia. Las historias que se le han atribuido han desaparecido con el tiempo. El hecho de que este árbol haya resistido todos los asaltos y amenazas solo puede entenderse como un deseo colectivo de preservarlo como un símbolo de la memoria. Sigue siendo el tema de atención y admiración de la población.

Foto: Árbol Europeo del año 2018

3 / 13

El Nogal Negro de Kvasice, República Checa

El Nogal Negro de Kvasice, República Checa

Especie: Juglans nigra
Edad: 230 años

En 1790, Jan Nepomuk, conde de Lamberg fundó un parque donde se plantó un nogal negro entre otros árboles. Leopoldina Thun, condesa nacida en Lamberg, tenía una capilla de madera construida bajo el árbol en memoria de su padre, que se ahogó en el río Morava. Después de que el parque se abrió al público, el lugar se convirtió en un destino de frecuentes visitas espirituales. El árbol estuvo en muy mal estado debido a las inundaciones en 1997, cuando el parque llego a estar bajo el agua. Gracias a la intervención de profesionales el nogal consiguió recuperarse y sigue siendo la joya del parque.

Foto: Árbol Europeo del año 2018

4 / 13

Sequoias de Yuchbunar, Bulgaria

Sequoias de Yuchbunar, Bulgaria

Especie: Sequoia gigantea
Edad: 130 años

3 magníficas secuoyas gigantes se encuentran cerca de la aldea de Bogoslov en Kyustendil. Son parte de un bosque de secuoyas formadas naturalmente y son un fenómeno natural. Las semillas de Sequoia fueron traídas a Bulgaria por el famoso forestal Yordan Mitrev a finales del siglo XIX. Estas son las secuoyas más antiguas y más altas de Bulgaria y tienen un lugar importante en la historia de la silvicultura. Muchas personas de la región y del país visitan todo los años el sitio para abrazar a los árboles y beneficiarse de su energía.

Foto: Árbol Europeo del año 2018

5 / 13

El plátano de sombra. El símbolo del Tristeno, Croacia. El plátano de sombra, el símbolo de Tristeno, Croacia

El plátano de sombra, el símbolo de Tristeno, Croacia

Especie: Platanus orientalis L.
Edad: Cerca de 500 años

El plátano, el símbolo de Tristeno, es un monumento protegido del parque. Su belleza, tamaño y edad lo convierten en una atracción turística popular. A principios del siglo XV, el árbol fue traído de Constantinopla por el capitán Florio Jakob Antunov, quien lo plantó junto a un manantial. El árbol ha sobrevivido a los invasores turcos, el ejército de Napoleón y las tropas rusas, gracias al clima templado, la primavera vivificante y el cuidado de los lugareños a los que se les confió su supervivencia.

Foto: Árbol Europeo del año 2018

6 / 13

El superviviente de Zengővárkony, el dulce castaño, Hungría

El superviviente de Zengővárkony, el dulce castaño, Hungría

Especie: Castanea sativa
Edad: 300 años

Zengővárkony es famoso por su viejo castaño dulce. Los castaños han sido la vida para los lugareños; por lo tanto, cuidan amorosamente los árboles. A medida que han pasado los siglos, el árbol se ha curado del cáncer de la corteza, ha sobrevivido a la guerra e incluso a un incendio durante un invierno frío. Para los lugareños, el castaño de 300 años es el símbolo de la continuidad y su deseo de vivir les da fuerza.

Foto: Árbol Europeo del año 2018

7 / 13

La Picea de las Brujas, Lituania

La Picea de las Brujas, Lituania

Especie: Picea abies L.
Edad: Aproximadamente 170 años

La Picea de las Brujas tiene 34 metros de altura, sus 18 troncos (uno de los cuales se rompió en una tormenta en 2007) se ramifica a 80 centímetros, dando la apariencia del cabello de una bruja enredado. Una leyenda dice que la escoba de la bruja se convirtió en el árbol porque conoció a un hombre local que le gustaba, y se olvidó de buscar su escoba hasta la medianoche. Otra historia cuenta que Napoleón cortó la parte superior de una pequeña picea mientras montaba a caballo, y como resultado, volvió a su extraña forma. 

Foto: Árbol Europeo del año 2018

8 / 13

Chopo Helena, Polonia

Chopo Helena, Polonia

Especie: Populus nigra
Edad: 220 años

Helena, un monumento natural, se encuentra en la parte más hermosa de Polonia. El nombre del álamo no fue elegido al azar. Enfatiza la identidad del lugar donde crece. El árbol ha sido testigo de muchos eventos y transformaciones en la comunidad de Helena. Su vida está relacionada con el drama de la guerra y la heroica defensa de Helena. Al igual que la reina del paisaje circundante, el álamo se eleva majestuosamente a lo largo del camino que conduce al promontorio.

Foto: Árbol Europeo del año 2018

9 / 13

El Manzano de Bošáca, Eslovaquia

El Manzano de Bošáca, Eslovaquia

Especie: Malus domestica, Borkh.
Edad: 120 años

El viejo manzano es un monumento de árbol frutal, cuyos árboles crecen y dan fruto durante más de cien años. Es una variedad regional poco conocida, rara y hoy casi olvidada. Hoy, el árbol tiene un hermoso tronco con cicatrices. Pero a pesar de su daño, tiene una vitalidad interna increíble. Siempre florece abundantemente en la primavera y ofrece una cosecha de manzanas extremadamente rica en otoño, que dura hasta el próximo verano. Cuando nos sentamos a su sombra, podemos aprender de él cómo nunca se ha rendido y se ha enfrentado a los desafíos de la vida.

Foto: Árbol Europeo del año 2018

10 / 13

El Roble de Gilwell, Reino Unido

El Roble de Gilwell, Reino Unido

Especie: Quercus robur L.
Edad: 450-550 años

El Gilwell Oak es sinónimo de exploración. Se encuentra en el corazón del Parque Gilwell en Epping, el hogar del movimiento de exploración concebido por Robert Baden Powell. El imponente roble fue adoptado por Powell como una clara analogía en 1929 no solo por el crecimiento del movimiento scout en todo el mundo, que comenzó con un pequeño campo de prueba unos 21 años antes, sino como un mensaje a los jóvenes exploradores de que las cosas grandes son posibles siempre que las más modestas empiezan.

Foto: Árbol Europeo del año 2018

11 / 13

El Roble de Cajvana, Rumanía

El Roble de Cajvana, Rumanía

Especie: Quercus robur L.
Edad: 750 años

Los habitantes locales creen que este árbol data de la época de la gran invasión tártara (1241), cuando todas las personas de la zona murieron en la batalla y fueron enterrados en un pozo común, en el sitio donde se plantó este roble. Según otra leyenda, en 1476 el príncipe moldavo Stefan cel Mare, acompañado por sus soldados, descansaba a la sombra de este árbol, donde se les servía un queso fresco, como en rumano, de ahí el nombre Cajvana.

Foto: Árbol Europeo del año 2018

12 / 13

El Alcornoque Sibador, Portugal. El Alcornoque Silbador, Portugal

El Alcornoque Silbador, Portugal

Especie: Quercus suber
Edad: 234 años

El Silbador debe su nombre al sonido de innumerables pájaros que yacen en sus ramas. Plantado en 1783 en Águas de Moura, este alcornoque ya ha sido descorchado más de veinte veces. Además de la contribución a la industria del corcho, tiene una gran relevancia para los servicios ecosistémicos y la lucha contra el cambio climático. Con 234 años, el Silbador ha sido clasificado como "Árbol de interés público" desde 1988 y está registrado en el Libro Guinness de los Récords: "el alcornoque más grande del mundo".

Foto: Árbol Europeo del año 2018

13 / 13

El roble llamado "El Viejo de los Bosques de Belgorod", Rusia

El roble llamado "El Viejo de los Bosques de Belgorod", Rusia

Especie: Quercus robur L.
Edad: 188 años

Este roble crece en un área de especial protección ambiental. Es un Monumento Nacional de Patrimonio Natural que ha sido testigo de muchos eventos históricos, bajo su copa. Este árbol es un objeto de admiración especial para los niños. Para ellos, el roble es un símbolo de amistad, buena salud y memoria de sus antepasados.

Foto: Árbol Europeo del año 2018

Estanislao Jara

2 de febrero de 2018

Los olmos centenarios de Cabeza del Buey, Badajoz, han iniciado la carrera para convertirse Árbol Europeo del Año, para lo que tendrán que superar a los ejemplares de otros 13 países . Lo hacen después de haber sido por votación como representante español con 11.711 votos, superando a los otros siete árboles que competían con ellos en la fase nacional.

El Árbol del Año en España: los olmos de Cabeza del Buey

Más información

El Árbol del Año en España: los olmos de Cabeza del Buey

Precisamente, el 1 de febrero tuvo lugar en la localidad de Cabeza del buey, el acto de reconocimiento como candidato español, el cual recibió el respaldo y reconocimiento de los organizadores del concurso en España y de diversas organizaciones y entidades colaboradoras como la Junta de Extremadura.

El ganador del concurso europeo se elegirá a través de una votación popular en la organización The Tree of the Year que se inició el 1 de febrero y finaliza el 28 de febrero, dándose a conocer el ganador el próximo día 21 de marzo, Día Forestal Mundial, en una ceremonia que tendrá lugar en el Parlamento Europeo.

Árbol Europeo del Año 2016

Más información

Y el ganador al Árbol Europeo del Año es...