Londres inaugura una muestra sobre el veneno en el reino animal

La exposición 'Veneno: mortal y curativo', hasta el 13 de mayo de 2018 en el Museo de Historia Natural, permite conocer algunas de las criaturas más venenosas del mundo

1 / 10

1 / 10

expoveneno1. Tarántula

Tarántula

La tarántula de la especie Theraphosa stirmi se encuentra en Guyana, en la región tropical de Sudamérica. Posee pelos urticantes y otros mecanismos de defensa.

Foto: Trustees of the NHM, London

2 / 10

expoveneno2. Serpiente

Serpiente

El taipán de la costa (Oxyuranus scutellatus) es una especie de serpiente australiana de gran envergadura y una de las más venenosas del mundo; puede causar la muerte de un ser humano en cuestión de minutos, aunque el promedio es de unas dos horas y media.

Foto: Trustees of the NHM, London

3 / 10

expoveneno3. Murciélago

Murciélago

Los murciélagos vampiro son originarios de América y se alimentan de sangre.

Foto: Trustees of the NHM, London

4 / 10

expoveneno4. Hormiga

Hormiga

La picadura de la hormiga aterciopelada es extremadamente dolorosa. No son agresivas, sólo pican para defenderse.

Foto: Trustees of the NHM, London

5 / 10

expoveneno5. Araña

Araña

Araña de la especie Steatoda bipuncata, común en Norteamérica y en Europa. Es similar en tamaño a la viuda negra del género Latrodectus y por eso suele confundirse con ella, pero su picadura es menos peligrosa para los humanos.

Foto: Trustees of the NHM, London

6 / 10

expoveneno6. Avispa

Avispa

La avispa caza tarántulas es una avispa de las arañas, denominada así porque alimenta a sus larvas con arañas. Caza y paraliza a su presa con el veneno de su aguijón. La picadura de la especie Pepsis grossa está considerada una de las picaduras de insecto más dolorosas del mundo.

Foto: Trustees of the NHM, London

7 / 10

expoveneno7. Avispa

Avispa

La avispa esmeralda (Ampulex compressa), cuyo ciclo reproductivo es muy complejo, clava su aguijón e inyecta su veneno en la cucaracha.

Foto: Trustees of the NHM, London

8 / 10

expoveneno8. Hormiga

Hormiga

La hormiga bala (Paraponera clavata) habita en bosques lluviosos de Venezuela, Brasil, Costa Rica o Nicaragua. El increíble dolor de su picadura ha sido comparado con el disparo de una bala.

Foto: Trustees of the NHM, London

9 / 10

expoveneno9. Serpiente

Serpiente

La serpiente cascabel diamantina del oeste (Crotalus atrox) es la serpiente más peligrosa de Estados Unidos. Cada año causa muchas muertes humanas.

Foto: Trustees of the NHM, London

10 / 10

expoveneno10. Pez

Pez

Los peces piedra son venenosos, peligrosos e incluso fatales para los humanos. Es uno de los peces más venenosos que se conoce.

Foto: Trustees of the NHM, London

Alec Forssmann

9 de noviembre de 2017

Revelados los ganadores del Wildlife Photographer of the Year 2017

Más información

Revelados los ganadores del Wildlife Photographer of the Year 2017

Los vocablos ingleses poison y venom se traducen como "veneno" en español, pero en inglés tienen dos significados bien diferenciados. "Si lo muerdes y mueres es poison, pero si te muerde y mueres es venom", explica Ronald Jenner, un experto en la evolución del veneno, del Museo de Historia Natural de Londres. La característica del venom es que se introduce a través de una herida; puede ser inyectado de diferentes maneras, por ejemplo con los dientes, con un aguijón, con las espinas o con las uñas. "El poison es diferente, no implica una herida. Puede ser absorbido en el flujo sanguíneo a través de la piel, por inhalación o por ingestión", aclara. "El poison tiene moléculas químicas muy pequeñas que pueden pasar fácilmente a través de la piel. Las moléculas del venom son demasiado grandes para ser absorbidas, pero resultan igual de efectivas al ser inyectadas", agrega. Sin embargo hay especies que pueden tener tanto poison como venom: "La cobra escupidora muerde a su presa con el fin de paralizarla y poder comérsela. Pero también escupe. Y si eso cae en tus ojos puede causarte ceguera y un dolor horrible. En este caso se trata de poison porque es absorbido y no inyectado a través de una herida".

Serpientes, arañas, avispas, escorpiones... e incluso el ornitorrinco puede liberar veneno

Mañana se inaugura una exposición innovadora sobre el fascinante mundo del veneno, que resuelve esta y otras cuestiones. Veneno: mortal y curativo, del 10 de noviembre de 2017 al 13 de mayo de 2018 en el Museo de Historia Natural de Londres, permite conocer algunas de las criaturas más venenosas del mundo, cuyas sustancias tóxicas también pueden proporcionar fármacos para los humanos: desde la diabetes a la impotencia, los científicos intentan desvelar los secretos del veneno para combatir algunas de las afecciones más serias de nuestros tiempos. Serpientes, arañas, avispas, escorpiones e incluso el ornitorrinco puede liberar veneno para defenderse. "Mucha gente relaciona el veneno con las serpientes, las arañas y los sitios exóticos. Y, aunque es cierto, hay que decir que el veneno realmente existe en el mundo natural y humano y en cualquier rincón del planeta. Quienes visiten la exposición se sorprenderán al descubrir que hay hormigas con venenos más letales que el de las cobras y que cuando comes calamares en realidad te estás comiendo un depredador venenoso", asegura Jenner.