Este larváceo gigante ha sido redescubierto un siglo después

El larváceo 'Bathochordaeus charon' fue descrito por primera vez en 1900, pero desde entonces los intentos por localizar a esta especie resultaron inútiles

1 / 4

1 / 4

larvacea1. Larváceo gigante

Larváceo gigante

Bathochordaeus charon, un larváceo gigante solitario que aparece junto a su "casa interior" (en la parte inferior de la imagen) y su "casa exterior" (la estructura difusa que ocupa toda la imagen).

Foto: 2011 MBARI

2 / 4

larvacea2. Filtros complejos

Filtros complejos

La "casa interior" del larváceo gigante aparece rodeada por la "casa exterior", que se está comenzando a desintegrar. Estas "casas" son filtros complejos que segregan los mismos animales para concentrar partículas y alimentarse de ellas.

Foto: 2016 MBARI

3 / 4

larvacea3. Transportando partículas

Transportando partículas

Los larváceos desempeñan una función importante al transportar comida hacia las profundidades marinas.

Foto: 2013 MBARI

4 / 4

larvacea4. Nadando libremente

Nadando libremente

El larváceo en sí tiene forma de renacuajo y mide hasta nueve centímetros de longitud. En esta imagen nada libremente por el océano.

Foto: 2007 MBARI

El larváceo 'Bathochordaeus charon' fue descrito por primera vez en 1900, pero desde entonces los intentos por localizar a esta especie resultaron inútiles

Más información

Hallan un pulpo "Casper" a 4.000 metros de profundidad

Hallan un pulpo fantasmal a 4.000 m de profundidad

"En muchos aspectos sabemos más sobre la Luna que sobre la vida en los océanos", dice Rob Sherlock, jefe técnico de investigación en el Instituto de Investigación del Acuario de la Bahía de Monterrey, en California. Sherlock y sus colegas de profesión han estado buscando una criatura de las profundidades marinas que fue descrita por primera vez en 1900 por el explorador alemán Carl Chun a bordo del Valdivia. La especie en cuestión era un gran larváceo denominado Bathochordaeus charon en referencia a Caronte, el barquero mitológico que guiaba las sombras de los muertos por los ríos del inframundo. La nueva especie fue descrita por Chun, quien también la dibujó detalladamente, pero desde entonces los intentos por localizarla resultaron inútiles e incluso se llegó a dudar sobre su existencia.

Los larváceos gigantes, de hasta nueve centímetros de longitud, son criaturas solitarias de las profundidades cuyo cuerpo blando está rodeado por una estructura diáfana. Estas "casas" son filtros complejos que segregan los mismos animales para concentrar partículas y alimentarse de ellas. Los larváceos no portean las almas de los difuntos, pero sí que desempeñan una función importante al transportar comida hacia las profundidades marinas.

El larváceo Bathochordaeus charon por fin ha sido redescubierto más de un siglo después, según revela el Instituto de Investigación del Acuario de la Bahía de Monterrey en un comunicado. Los científicos de dicho instituto recogieron un larváceo gigante durante la inmersión rutinaria del vehículo de control remoto Ventana frente a la costa oeste de Estados Unidos, en el océano Pacífico. De unos nueve centímetros de longitud, era excepcionalmente largo. "Bathochordaeus charon ha sido hallado, ¡existe!", exclamó Sherlock. Esta especie tan compleja es extremadamente frágil y no se puede recoger fácilmente con redes, de ahí que haya sido tan complicada su detección. Desde entonces se han recogido más ejemplares de esta criatura marina tan misteriosa, que habita los océanos del planeta.