Se desploma una conocida secuoya gigante de 1.000 años de antigüedad

La secuoya gigante conocida como Pioneer Cabin Tree, situada en el estado de California, se ha desplomado debido al deterioro del tronco y las raíces y tras una fuerte tormenta

1 / 8

1 / 8

secuoya1. 1.000 años erguida

1.000 años erguida

La secuoya gigante se desplomó el pasado 8 de enero tras más de 1.000 años erguida.

Foto: California State Parks

2 / 8

secuoya2. Árbol derribado

Árbol derribado

El árbol derribado junto a un panel informativo.

Foto: California State Parks

3 / 8

secuoya3. Pasando a través

Pasando a través

Durante décadas, los turistas podían pasar a través del árbol, primero a pie y posteriormente en caballos, carruajes y coches.

Foto: California State Parks

4 / 8

secuoya4. Durante una nevada

Durante una nevada

El Árbol Túnel durante una nevada copiosa.

Foto: California State Parks

5 / 8

secuoya5. Atracción turística

Atracción turística

Imagen histórica que muestra el enorme hueco del Pioneer Cabin Tree, una de las atracciones turísticas más antiguas de California.

Foto: California State Parks

6 / 8

secuoya6. Árbol derribado

Árbol derribado

El guarda forestal Tony Tealdi muestra el árbol derribado a los periodistas, durante el pasado lunes 9 de enero de 2017.

Foto: Rich Pedroncelli / AP Photo / Gtres

7 / 8

secuoya7. Árbol derribado

Árbol derribado

Un equipo de televisión filma los restos del árbol caído.

Foto: Rich Pedroncelli / AP Photo / Gtres

8 / 8

secuoya8. Árbol derribado

Árbol derribado

Una fuerte tormenta derribó el árbol el pasado domingo 8 de enero.

Foto: Rich Pedroncelli / AP Photo / Gtres

Alec Forssmann

16 de enero de 2017

Árbol Europeo del Año 2016

Más información

Y el ganador al Árbol Europeo del Año es...

El pasado domingo 8 de enero por la tarde se desplomó la secuoya gigante conocida como Pioneer Cabin Tree, o también como el Árbol Túnel, situada en el Parque Estatal Calaveras Big Trees, en el estado de California. El Departamento de Parques y Recreación de California informó en un comunicado que el Pioneer Cabin Tree, de más de 1.000 años de antigüedad, era "una de las atracciones turísticas más antiguas de California y un ejemplar adorado de una especie autóctona y poco común de ese estado".

La caída del gigantesco árbol no causó víctimas y, según el comunicado, se debió a una combinación de factores: el deterioro del tronco y las raíces; y la escorrentía de las aguas de tormenta. La secuoya gigante se desplomó y también derribó un cedro cercano. Durante el siglo XIX recibió el impacto de rayos que primero ahuecaron la base y después destrozaron la copa, por lo que el árbol estaba prácticamente vacío por dentro. La base fue horadada a finales de ese siglo por el propietario de los terrenos, de modo que los turistas pudieran pasar a través, primero a pie y posteriormente en caballos, carruajes y coches, hasta que finalmente se prohibió esta práctica.

Ascenso a una secuoya de 106 metros

Más información

Ascenso a una secuoya de 106 metros

El Pioneer Cabin Tree medía unos treinta metros de altura en tiempos recientes y 6,7 metros de diámetro. Era una de las secuoyas gigantes más conocidas, que crecen de forma natural en escasos lugares de la vertiente occidental de Sierra Nevada. La Sequoiadendron giganteum es la especie de árbol más grande del mundo, con algunos ejemplares de más de ocho metros de diámetro.