Descubierto un pequeño monstruo de cabeza plana en el Ártico canadiense

El nuevo copépodo 'Monstrillopsis planifrons' mide dos milímetros de largo y utiliza ocho patas para desplazar su cuerpo translúcido por las aguas oscuras

1 / 4

1 / 4

monstrillopsis1. Nueva especie

Nueva especie

La nueva especie de copépodo Monstrillopsis planifrons ha sido descrita gracias a un individuo adulto recogido bajo el hielo marino en 2014.

Foto: Aurélie Delaforge

2 / 4

monstrillopsis2. Sin boca y con un solo ojo

Sin boca y con un solo ojo

El pequeño monstruo, de dos milímetros de largo, tiene un solo ojo débil, no tiene boca y tiene dos antenas adornadas con pelillos sueltos y desiguales.

Foto: Aurélie Delaforge

3 / 4

monstrillopsis3. Monstruo de cabeza plana

Monstruo de cabeza plana

La nueva especie Monstrillopsis planifrons o, lo que es lo mismo, un monstruo de cabeza plana.

Foto: Aurélie Delaforge

4 / 4

monstrillopsis4. Aurélie Delaforge

Aurélie Delaforge

La nueva especie ha sido descubierta por Aurélie Delaforge, una estudiante de posgrado de la Universidad de Manitoba (Canadá).

Foto: Aurélie Delaforge

Alec Forssmann

25 de octubre de 2017

El Ártico se está calentando más rápido que cualquier otra región de la Tierra

Más información

El Ártico se está deshaciendo de forma acelerada

Aurélie Delaforge, una estudiante de posgrado de la Universidad de Manitoba (Canadá), ha descubierto un nuevo copépodo (un pequeño crustáceo con patas en forma de remo) del orden Monstrilloida durante un muestreo en Cambridge Bay, en Nunavut, en el Ártico canadiense, realizado para respaldar su tesis doctoral sobre la causa de las proliferaciones de plancton bajo el hielo marino, según explica la Universidad de Manitoba.

El pequeño monstruo, de dos milímetros de largo, utiliza ocho patas a modo de remos para desplazar su cuerpo translúcido por las aguas oscuras. Tiene un solo ojo débil, no tiene boca y tiene dos antenas adornadas con pelillos sueltos y desiguales. Hay más de 160 copépodos Monstrilloida flotando por los océanos en las comunidades de zooplancton y, por fin, el Ártico canadiense tiene su propia especie: Monstrillopsis planifrons o, lo que es lo mismo, un monstruo de cabeza plana. El estudio ha sido publicado en ZooKeys.