Vivir con el sida

Los fármacos antirretrovirales y un cambio de actitud ante esta lacra de la sociedad ofrecen una nueva esperanza a los sudafricanos seropositivos de la región de Lusikisiki.

Vivir con el sida

Vivir con el sida

1 de septiembre de 2005

En toda el África subsahariana, las estadísticas del VIH/sida son aterradoras: más de 26 millones de personas viven con el virus y 2,3 millones mueren cada año por enfermedades relacionadas con el sida. Durante 12 años he documentado los efectos de esta enfermedad en los africanos, sus familias y comunidades. Con el tiempo he comprendido que mis fotografías no bastan por sí solas para transmitir la realidad humana de la pandemia. Ahora viajo con cámara y grabadora para que la gente me cuente con sus propias palabras cómo el VIH/sida ha cambiado su vida. Los sudafricanos que cuentan sus historias en estas páginas son de Lusikisiki, una región rural de la provincia de El Cabo Oriental donde la pobreza siempre ha sido un azote y donde ahora la pandemia ha complicado aún más la supervivencia. Aun así, en algunos aspectos los afectados de esta zona son más afortunados que la mayoría de los africanos que se enfrentan a la enfermedad. En los últimos dos años, casi 800 habitantes de Lusikisiki han sido tratados con fármacos antirretrovirales (ARV), administrados por Siyaphila La ("Aquí vivimos"), un proyecto conjunto de la Fundación Nelson Mandela, Médicos Sin Fronteras y las autoridades sanitarias locales. Siyaphila La está desmintiendo la idea de que el tratamiento con tres fármacos utilizado por millones de occidentales pero sólo por un 11% de los africanos con sida es demasiado caro y complicado de administrar en las comunidades africanas pobres. Lea el artículo completo en la revista