Unidos contra el mosquito tigre

Una aplicación para controlar la población de este insecto pernicioso

mosquito

mosquito

8 de septiembre de 2015

Atrapa el tigre.com es el nombre de un proyecto cuyo objetivo es controlar la expansión del mosquito tigre (Aedes albopictus), originario del Sudeste Asiático y que ya se ha extendido a día de hoy por África, América y Europa, convirtiéndose en un auténtico problema de salud pública. Y es que, en ciertas áreas geográficas, este mosquito es vector de enfermedades infecciosas –como el dengue, la fiebre amarilla o el virus tropical Chikungunya–, de las cuales ya se han registrado varios casos en España, todos de ciudadanos que venían de lugares como Haití, Guadalupe, Martinica o Angola. En nuestro país la presencia de este insecto dañino fue confirmada por primera vez en 2004 en la provincia de Barcelona. Hoy se halla diseminado por las cinco comunidades autónomas costeras mediterráneas: Cataluña, Andalucía, Baleares, Valencia y Murcia. Y, de forma muy puntual, en el País Vasco.

Para atajar su expansión, «Atrapa el Tigre», una iniciativa coordinada desde el ICREA Movement Ecology Lab  –ubicado en el Centro de Estudios Avanzados de Blanes, del CSIC, y asociado al Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (CREAF)–, plantea lo que ellos denominan «un sistema ciudadano para investigar, seguir y controlar la expansión del mosquito tigre» e invitan al máximo número posible de personas a aunar esfuerzos contra ese vector de enfermedades mediante una nueva forma de hacer ciencia dinámica y participativa.

Si estáis interesados en formar parte de este ejército antimosquitos, podéis descargaros la app Tigatrapp, y colaborar localizando sobre el mapa los individuos de estos diminutos tigres voladores que hayáis detectado, así como los lugares de cría, por lo general el agua estancada contenida en todo tipo de depósitos y pequeños recipientes. Deberíamos evitar a toda costa que se formen esos acúmulos de agua, ya que es en ellos donde las hembras de esta especie pueden llegar a poner cientos de huevos que, en pocos días, acaban eclosionando. Si divisáis un ejemplar adulto o localizáis aguas estancadas donde se desarrollan los huevos y las larvas, es el momento de actuar. Podéis enviar su hallazgo y fotos mediante la app para que el resto del equipo –otros ciudadanos, administración pública, agentes de control e investigadores– tengan conocimiento de ello y, entre todos, mantengamos a este animal a raya.