Hemeroteca

Un mundo unido

Un mundo unido

Un mundo unido

Con el auge del uso de Internet y la caída de las tarifas aéreas, el intercambio global de información, productos e ideas ha hecho explosión. ¿Sobrevivirán las diferencias culturales?

En cuanto empecé a buscarlos, los momentos surgieron por doquier: tanto si estaba en una cafeteria de Londres tomando un café exprés italiano servido por un camarero argelino mientras sonaban los Beach Boys, como si me dejaba caer por una taberna de Nueva Delhi que ofrecia cocina libanesa al compás de la música de una orquesta filipina en salas decoradas con barriles de cerveza irlandesa y una cabeza de hipopótamo disecada. Algunos japoneses son fanáticos del flamenco. Dinamarca importa hoy el quíntuple de pasta italiana que hace diez años. La clásica muñeca estadounidense Barbie se comercializa ahora en unas 30 variedades nacionales, y este año han lanzado la austríaca y la marroquí.Actualmente estamos inmersos en una reforma mundial de las culturas, un movimiento tectónico de los hábitos y los sueños llamado, en la peculiar jerga de los sociólogos, "globalización". Es un término inexacto que designa a una sorprendente variedad de cambios en la política, los negocios, la salud y el ocio. Lea el artículo completo en la revista.