Todos los caminos llevan a Santiago

Galicia, Costa da Morte

Galicia, Costa da Morte

25 de agosto de 2015

Tras concluir la reunión anual del Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco celebrada en Bonn entre el 28 de junio y el 8 de julio de este año, se han elegido ya los 27 nuevos sitios que, por su valor universal excepcional, pasarán a engrosar el catálogo de lugares del planeta que deben ser preservados para las generaciones venideras. Uno de ellos nos llena de especial alegría: se trata de los Caminos de Santiago del Norte Peninsular, que, a diferencia del Camino Francés, aún no formaban parte de la prestigiosa lista. Así, los 1.500 kilómetros que conforman los tramos de estas rutas jacobeas y que transcurren por cinco comunidades autónomas –La Rioja, Cantabria, País Vasco, Asturias y Galicia– gozan ya de esta máxima distinción.

En concreto, se han integrado cuatro tramos: el conocido con el nombre de Camino Primitivo, que va desde Oviedo hasta Santiago deCompostela; el Camino Costero o del Norte, que bordea la costa cantábrica; el Camino Vasco-riojano, que se interna desde Irún por Guipúzcoa y Álava siguiendo las antiguas calzadas romanas, y el Camino de Liébana, que discurre a través de los Picos de Europa, entre San Vicente de la Barquera y el monasterio de Santo Toribio. «Un entramado de rutas de peregrinación en el norte de España –proclama la Unesco– de gran importancia histórica (que incluye catedrales, iglesias, hospitales, albergues, calzadas y puentes), creado para satisfacer las necesidades de quienes transitan por estos caminos sagrados desde hace doce siglos.» ¡Por muchos años!