Todos los caminos llevan a Santiago

Galicia, Costa da Morte

Galicia, Costa da Morte

Tras concluir la reunión anual del Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco celebrada en Bonn entre el 28 de junio y el 8 de julio de este año, se han elegido ya los 27 nuevos sitios que, por su valor universal excepcional, pasarán a engrosar el catálogo de lugares del planeta que deben ser preservados para las generaciones venideras. Uno de ellos nos llena de especial alegría: se trata de los Caminos de Santiago del Norte Peninsular, que, a diferencia del Camino Francés, aún no formaban parte de la prestigiosa lista. Así, los 1.500 kilómetros que conforman los tramos de estas rutas jacobeas y que transcurren por cinco comunidades autónomas –La Rioja, Cantabria, País Vasco, Asturias y Galicia– gozan ya de esta máxima distinción.

En concreto, se han integrado cuatro tramos: el conocido con el nombre de Camino Primitivo, que va desde Oviedo hasta Santiago deCompostela; el Camino Costero o del Norte, que bordea la costa cantábrica; el Camino Vasco-riojano, que se interna desde Irún por Guipúzcoa y Álava siguiendo las antiguas calzadas romanas, y el Camino de Liébana, que discurre a través de los Picos de Europa, entre San Vicente de la Barquera y el monasterio de Santo Toribio. «Un entramado de rutas de peregrinación en el norte de España –proclama la Unesco– de gran importancia histórica (que incluye catedrales, iglesias, hospitales, albergues, calzadas y puentes), creado para satisfacer las necesidades de quienes transitan por estos caminos sagrados desde hace doce siglos.» ¡Por muchos años!