Hemeroteca

Tesoros de la antigua China

Tesoros de la antigua China

Tesoros de la antigua China

En las tumbas de dos antiguos emperadores chinos se han descubierto centenares de estatuas de terracota con las más variadas formas y colores: soldados, animales de granja e incluso un panzudo acróbata con toda su troupe.

El arqueólogo y la estatua forman una extraña pareja. Duan Qingbo está en el taller de restauración del Museo de Guerreros y Caballos de Terracota, examinando una estatua que ayudó a excavar en 1999. La figura tiene más de 2.200 años de antigüedad, es de terracota, su desnudo torso de tamaño natural está fuertemente musculado, y le falta la cabeza. Duan tiene 36 años, es de complexión delgada y su cara es como un libro abierto, con los ojos vivarachos y la sonrisa fácil. Nunca se separa de sus cigarrillos. Empequeñecido por la colosal figura que se yergue a su lado, esboza una mueca burlona y dice: "Se parece a Mike Tyson".La estatua soporta la incongruencia cultural sin comentarios. Una aureola de silencio y misterio la envuelve: nadie sabe exactamente qué representa este personaje, ni qué objeto aprieta contra su hinchado vientre. Se trata del ejemplo más antiguo hallado en China de estatuaria a tamaño natural que reproduce la figura humana, aparte del rostro, con detalles realistas, y forma parte de un conjunto de nuevos hallazgos desenterrado recientemente cerca del túmulo sepulcral de Qin Shi Huang Di, el primer emperador que unificó China bajo la dinastía Qin.Lea el artículo completo en la revista.