Terremoto en Nepal: los servicios sanitarios, colapsados

En el vídeo, un alpinista recoge el momento en el que una avalancha se precipitaba sobre el Campo Base del Everest el pasado 25 de abril.
(Youtube/Jost kobusch)


 

En el momento en que escribimos estas líneas, las muertes contabilizadas por el terremoto de Nepal, una de las regiones sísmicas más activas del mundo, ascienden ya a 4.000, y por el momento hay más de 7.000 heridos. Todo ocurrió el pasado sábado 25 de abril cuando, a las 6.11 hora local, un terremoto de intensidad 7,8 en la escala de Richter asoló el país, sumiéndolo en el caos absoluto. El terremoto fue tan potente que se dejó notar en países vecinos como la India, Bangladesh y China, donde un centenar de personas perdieron la vida.

En estos momentos, miles de heridos aguardan ser atendidos en unos hospitales desabastecidos. Y es que Nepal, con una población de 28 millones de habitantes, cuenta tan solo con un médico y 50 camas hospitalarias por cada 10.000 habitantes. El terremoto, que quebró la estructura de muchos edificios de la capital, Katmandu, también generó fuertes temblores en el campo base del Everest, donde al menos 22 montañeros fallecieron debido a las avalanchas provocadas por los temblores de tierra; aunque seguramente serán más: todavía hay más de 200 personas desaparecidas en la zona.

Se da la circunstancia de que hace unas pocas semanas, un grupo de científicos previó que un gran terremoto asolaría esa región. Laurent Bollinger, miembro de la Comisión de Energías Alternativas y Energía Atómica de Francia, y al frente del equipo, presentó los resultados de sus investigaciones a la Sociedad Geológica de Nepal hace un par de semanas. Pero nunca fue fácil prepararse para lo peor.

Cómo colaborar
UNICEF
SAVE THE CHILDREN
CRUZ ROJA
OXFAM
MÉDICOS SIN FRONTERAS