Hemeroteca

Suite del Pacífico

Suite del Pacífico

Suite del Pacífico

Desde lobos hasta ballenas, desde bosques lluviosos hasta llanuras mareales, Clayoquot Sound, en la isla de Vancouver, alberga un rico ecosistema producto de la confluencia entre hábitats terrestres y marinos que intercambian especies y nutrientes. Una interacción que también se produce entre ecosistema y economía.

Frente a la costa occidental de la isla de Vancouver, en la Columbia Británica, Bob Van Pelt encabezaba la expedición por la pequeña isla de Meares. Nos encontrábamos en un bosque absolutamente antiguo, silencioso, verde y húmedo. Incluso el aire estaba saturado de agua. Resultaba difícil determinar en qué proporción procedía de la fría lluvia, de la niebla o del vapor que desprendía el voluminoso cuerpo del barbudo Van Pelt.Cuando llegamos a un árbol colosal que los lugareños llaman Big Mother (Gran Madre), Van Pelt, investigador de la Escuela de Recursos Forestales de la Universidad de Washington, tomó medidas exactas con un láser y anunció que aquella tuya gigante era probablemente uno de los diez árboles más grandes conocidos en el continente. La vieja tuya, cuya base tenía un perímetro de 18 metros, servía de soporte a todo un bosquecillo de tsugas del Pacífico totalmente desarrolladas y de arbustos de arándanos, salales y falsas azaleas que surgían de entre las grietas de la corteza.Lea el artículo completo en la revista.