Hemeroteca

Sin melena en el Tsavo

Sin melena en el Tsavo

Sin melena en el Tsavo

Una expedición científica estudia a los legendarios leones sin melena que habitan en el Parque Nacional del Tsavo Este, poseedores de una temible reputación, y rescatan a estos felinos de Kenya de las sombras de la leyenda.

Nos levantamos antes del amanecer. La Cruz del Sur brillaba en un cielo tan negro como cuando nos acostamos. Craig Packer y yo salimos del campamento en un Land Rover en busca de los machos de león sin melena que han hecho famoso al Parque Nacional del Tsavo Este, en Kenya. La polvorienta carretera aparecía como un rastro de cenizas blancas ante los focos del vehículo. El día nos sorprendió antes de alcanzar nuestro destino, las agrestes llanuras Ndara. Cuando llegamos, Craig frenó de golpe. A quince metros de distancia había tres machos tumbados junto al camino. Parecían no tener un solo pelo en la cabeza. Por el color de la nariz, que con la edad se oscurece, de rosa a negro, Craig calculó que debían de tener unos seis años; eran adultos jóvenes."¡Es fantástico! –dijo después de observarlos un buen rato–. Es lo que andábamos buscando. ¡Es cierto que no tienen melena!"Craig, profesor de la Universidad de Minnesota, es seguramente el mejor experto en el majestuoso león del Serengeti, cuya cabeza está cubierta por una larga y espesa melena. Tanto Craig como Peyton West, científica que colaboró con él en Tanzania, nunca habían visto leones del Tsavo, que viven unos 300 kilómetros al este del Serengeti. Lea el artículo completo en la revista.