Hemeroteca

Silicon Valley

Silicon Valley

Silicon Valley

Los magos de la tecnología siguen rivalizando entre sí por conseguir el éxito en esta conurbación al sur de San Francisco, donde las redes de comunicación son, más que tecnología punta, una especie de afición, los veinteañeros cierran tratos de millones de dólares y tu psiquiatra puede llegar a convertirse en tu mejor amigo.

Un pequeño terremoto hizo temblar Palo Alto el segundo día de mi estancia en la ciudad. Fue un recordatorio de que en esa parte de California la falla de San Andrés serpentea bajo el suelo. Varios días después, Jim Calzia, geólogo del Servicio Geológico de Estados Unidos, me llevó a ver la famosa falla, que en la superficie se traduce por un surco verde del paisaje. Me dijo que el "Gran Terremoto" está previsto para algún día de los próximos 30 años. Podría ser de magnitud 7, o sea, catastrófico. "Entonces, ¿por qué hay gente que sigue viviendo aquí?", pregunté. "Supongo que confían en su suerte", fue la respuesta de Calzia. A Silicon Valley le sienta bien el riesgo. Desde 1933, cuando Frederick Terman, profesor de ingeniería en la Universidad Stanford, tomó bajo su tutela a dos estudiantes llamados Bill Hewlett y Dave Packard, la historia del Valle ha sido una sucesión de apuestas por personas, ideas e inventos. Los protegidos de Terman fueron los fundadores de Hewlett-Packard, la decana de las empresas de alta tecnología del Valle. Lea el artículo completo en la revista.