Hemeroteca

Rosa cálido: flamencos africanos en acción

Rosa cálido: flamencos africanos en acción

Rosa cálido: flamencos africanos en acción

Aunque su color rosado y sus delicadas patas le confieren un aspecto frágil, el flamenco enano africano es un ave resistente, capaz de medrar en medios extremadamente inhóspitos que pocos seres resistirían.

Para un flamenco, comer implica una perspectiva diferente: cabeza abajo. Para consumir las algas spirulinas, principal fuente de su alimentación, el flamenco agacha la cabeza hasta que la parte inferior del pico mira hacia arriba. La mandíbula también le sirve de flotador, para que el pico, en forma de cuchara, no se hunda demasiado. Para alimentarse, mueve la cabeza de un lado a otro, y mediante movimientos de vaivén con su carnosa lengua empuja el agua a través del pico, donde unas laminillas filtrantes retienen las algas. Los flamencos necesitan cantidades ingentes de spirulina. Una bandada de 100.000 aves consume 30 toneladas al día, y las hay de más de un millón de ejemplares. Pero el volumen de algas en los lagos del Rift Valley es muy inestable: incluso la más exuberante proliferación puede desaparecer casi de la noche a la mañana. Cuando las condiciones cambian, bulliciosas nubes rosadas vuelan hacia el siguiente lago. No es posible predecir los movimientos: los flamencos enanos no migran, vagan.Lea el artículo completo en la revista.