Hemeroteca

Rescate de momias incas

Rescate de momias incas

Rescate de momias incas

En una carrera contra los promotores inmobiliarios, un equipo de arqueólogos y los vecinos de un poblado peruano consiguen rescatar un inestimable tesoro: la mayor necrópolis de momias incas pertenecientes a un mismo período, enterradas con armas, piezas de cerámica y elegantes tejidos para la inmortalidad.

En un extenso barrio de chabolas llamado Túpac Amaru, en las afueras de Lima, los niños juegan entre el polvo de los siglos. Bajo sus pies, conservada por la extremaaridez del suelo, yace una de las mayores necrópolis incas halladas en Perú. Este yacimiento prehispánico, conocido por los arqueólogos como Puruchuco-Huaquerones, data del horizonte tardío (1438 a 1532). Aunque el lugar ha sido declarado monumento nacional, mi equipo de científicos ha tenido que competir con los bulldozers para desenterrar un pasado que yace bajo un presente que empieza a prosperar. Sólo debajo del patio de la escuela (derecha, abajo), una de las 15 áreas examinadas en tres años, hemos recuperado más de 120 fardos funerarios (capas de tela que envuelven un cuerpo y sus efectos personales) típicos de los enterramientos preincaicos e incaicos. La historia del poblado de Túpac Amaru es corriente en Perú. En 1989, unas 340 familias que huían de la guerrilla en las montañas se establecieron en la zona. Mientras, a dos metros de profundidad, indefensas ante la repentina afluencia de aguas residuales y de cubos de agua, las momias se estaban descomponiendo. Algunos vecinos empezaron a desenterrarlas y quemarlas para evitar una excavación científica que retrasaría la urbanización del poblado. Lea el artículo completo en la revista.