Hemeroteca

Presas gigantes

Presas gigantes

Presas gigantes

En el Parque Nacional de Chobe, en Botswana, elefantes y leones se ven obligados a compartir un mismo charco de agua durante la estación seca. En la ardua lucha por la supervivencia, los leones parecen estar ganando la batalla, y cada vez son más los elefantes que se convierten en presa de felinos.

Los leones son oportunistas. Su orgullo no les impide comer insectos o puercos espín, ni su tamaño es un obstáculo para cazar presas mucho mayores, como búfalos o hipopótamos. Pero nos sorprendió descubrir, en el norte de Botswana, un grupo que caza los mayores animales terrestres, los elefantes.Empezamos a observar los leones de Chobe a principios de los años ochenta. En esa época vimos cómo atacaban crías de elefante que se habían quedado rezagadas. Pero a mediados de los noventa observamos un comportamiento de características distintas: no se trataba de ataques oportunistas sino de una caza deliberada de elefantes dentro de las manadas.Por lo general, leones y elefantes se mantienen alejados unos de otros. Pero durante la estación seca, de abril a octubre, el agua es más vital que la prudencia, y en un abrevadero pueden juntarse incluso los mayores adversarios. Los elefantes de esta charca impiden el acceso a los demás animales, y los leones obran en consecuencia. Lea el artículo completo en la revista.