Hemeroteca

Nepal

Nepal

Nepal

Esta nación, que constituye la puerta del Himalaya, se debate ante una doble carga: la que constituye su pobreza ancestral y otra nueva, el crecimiento urbano incontrolado. El país intenta encontrar una salida a los grandes dilemas de nuestro tiempo. En el curso de una sola generación Nepal ha cubierto el tránsito entre la Edad Media y el nuevo milenio. Pero, pese a los esfuerzos realizados, sigue siendo un país del Tercer Mundo, pobre y sin grandes perspectivas.

Bishnu Pratap Shah recuerda aún aquella ocasión en que quiso castigar a un sirviente por haber perdido su bola de nieve. "Tenía nueve años –dijo Bishnu-. Era mi primera bola de nieve. Le pedí que me la guardara, pero cuando regresé, el muy bobo me dijo que había desaparecido."Este incidente se produjo en 1944, pero en Nepal podría haber sucedido hace 500 años. El país era todavía el reino prohibido de Asia, gobernado por los Rana, primeros ministros hereditarios. La poligamia y el matrimonio entre niños eran legales. Desde un punto de vista tecnológico, Nepal estaba también en la Edad Media, no tenía aviones ni carreteras. Bishnu tenía motivos para querer conservar su bola de nieve. Las nieves eternas del Himalaya resplandecen durante todo el año en el horizonte lejano al norte de Katmandu, pero como media general, en la ciudad nieva sólo una vez en la vida de un nepalés. Es una imagen para recordar: la nieve brilla en las pagodas de múltiples gradas y cubre ligeramente los cuerpos semidesnudos de las esculturas eróticas.Lea el artículo completo en la revista.