Hemeroteca

Marte

Marte

Marte

Las imágenes sin precedentes que la Mars Global Surveyor envía a la Tierra cuestionan hipótesis anteriores sobre el "planeta rojo" e intensifican el debate acerca del papel del agua y de la posibilidad de encontrar indicios de vida, antigua o actual, en un mundo de condiciones ambientales extremas.

Marte ha renacido en la mente humana con cada impulso exploratorio. Ahora sucedía de nuevo ante la asombrada mirada de Ken Edgett, sentado frente a su ordenador en las afueras de San Diego. Una de las tareas del joven geólogo, exclusiva en la Tierra en ese momento, consistía en inspeccionar todas y cada una de las miles de imágenes que le llovían a una velocidad de 5.000 píxeles por segundo desde la única sonda espacial operativa en el "planeta rojo": la Mars Global Surveyor (MGS). En cierto sentido, Edgett tenía para él solo ese Marte recién salido del cascarón.El mundo que se desplegaba frente a sus ojos no era el Marte de las misiones Viking de los años setenta, ni siquiera el de la última misión que aterrizó con éxito hace algunos años. Y aunque había pasado muchos de sus 34 años aguzando su propia visión del planeta, como si realmente hubiera escalado sus alturas –que hacen que el Everest parezca enano–, atravesado con esfuerzo sus dunas heladas, sentido la picazón de sus tormentas de polvo y sacudido su fina arena de las botas, confesó que este Marte le sorprendía incluso a él. Lea el artículo completo en la revista.