Hemeroteca

Mariposas nocturnas

Mariposas nocturnas

Mariposas nocturnas

Unas 140.000 especies diferentes, con una asombrosa variedad de disfraces y de técnicas de supervivencia.

El engaño es el sistema de defensa más socorrido de las larvas de mariposas nocturnas, muchas de las cuales han desarrollado sofisticados disfraces que frustran los ataques de aves, avispas y otros predadores. En el norte de México descubrí una oruga de esfinge que se arrastraba por una rama. En respuesta a un golpe suave, se encorvó e infló el tórax hasta darle forma de cabeza de serpiente en la que no faltaba el centelleo de un par de "ojos".Caminando por una selva de Costa Rica, me topé con otra larva de mariposa nocturna disfrazada: una oruga "mono lanudo". Cuando un predador intenta capturar una de estas orugas, es probable que sólo consiga un bocado de sus falsas patas. Los apéndices arrancados –en realidad, extensiones del exoesqueleto- volverán a crecer en parte en las orugas jóvenes durante la próxima muda.Con más de 142.000 especies conocidas (y otras miles por descubrir), un número muy superior al de las mariposas diurnas, las "polillas" dominan el orden de los lepidópteros. Distribuidas prácticamente por todo el planeta en multitud de formas, algunas son tan delicadas como copos de nieve y otras igualan en tamaño a los murciélagos.Lea el artículo completo de la revista.