Hemeroteca

Los indios pueblo regresan a casa

Los indios pueblo regresan a casa

Los indios pueblo regresan a casa

Los restos mortales de más de 200 nativos americanos reciben la bienvenida durante la ceremonia organizada con motivo de su regreso al Parque Histórico Nacional Pecos, en Nuevo México, 80 años después de que fueran exhumados y enviados al Museo Peabody de la Universidad Harvard, donde fueron exhibidos junto a sus pertenencias.

Reflexionando sobre un día emotivo, Pete Toya rinde homenaje a los antepasados de su tribu. Jefe de los indios pueblo de Jemez, presidió el entierro en el Parque Histórico Nacional Pecos, en Nuevo México, de los restos de 2.067 individuos que, a principios de siglo, habían sido exhumados y enviados al Museo Peabody de la Universidad Harvard. Una ley federal de 1999 permite a las tribus recuperar restos y objetos funerarios arrebatados de sus tierras. William Whatley, arqueólogo de la tribu, solicitó la mayor repatriación de restos de nativos americanos realizada hasta la fecha. "Cuando los vi en el museo, daban miedo –dijo Toya-. También pena. Estaban en cajas apoyadas contra la pared. Se me humedecieron los ojos. Pero estoy contento de que nuestros antepasados regresen al lugar al que pertenecen."La odisea de los cadáveres indios empezó en 1914, cuando el arqueólogo Alfred V. Kidder llegó a Nuevo México en busca de objetos indios. Durante los 15 años siguientes, dirigió excavaciones en Pecos, una localidad deshabitada, y envió restos humanos, cerámica y otros objetos funerarios que datan de hasta 1275 a los museos Peabody de Cambridge y Andover, Massachusetts.Lea el artículo completo en la revista.