Hemeroteca

Los grandes osos blancos de Canadá

Los grandes osos blancos de Canadá

Los grandes osos blancos de Canadá

Un paparazzi experto en osos polares consigue unos increíbles primeros planos de estas celebridades de la bahía de Hudson.

El juego de la espera. Un hábil nadador desafía el hielo que se forma cerca de la costa a finales de octubre. Hasta que se congela la bahía, los osos polares (Ursus maritimus) gandulean, ayunan y retozan cerca de Churchill. Norbert Rosing sorprendió a uno de ellos recibiendo una ducha de nieve tras sacudir una rama de sauce. Otro parecía estar dándose un baño de nieve. En un momento determinado, un lobo pasó junto a un par de osos que ni se inmutaron. Seguramente había en los alrededores los restos de un animal muerto. Como todos los osos polares, los de la bahía de Hudson necesitan la presencia de hielo sólido a modo de plataforma desde la que cazar focas, su presa principal. Como la bahía sólo está congelada en invierno y primavera, desde julio hasta noviembre viven de sus reservas de grasa. Durante milenios han resistido bastante bien, pero el cambio climático podría estar alterando este equilibrio. "Aunque las variaciones son considerables, el deshielo primaveral está llegando unas dos semanas antes que hace 20 años", afirma Ian Stirling, biólogo del Servicio de Vida Salvaje de Canadá. Lea el artículo completo en la revista.