Hemeroteca

Líquenes

Líquenes

Líquenes

Estos organismos compuestos proporcionan alimento, medicinas y colorantes, e incluso sirven de indicadores de la calidad del aire.

Hace casi 25 años que mi marido, Steve, y yo quedamos cautivados por la belleza y la sorprendente diversidad de los líquenes. Y hace siete años, esa fascinación nos llevó a fotografiar todas las especies que pudimos de las aproximadamente 20.000 que hay en el mundo. En su búsqueda, hemos viajado de Alaska a los cayos de Florida, trepado a árboles, escalado riscos, vadeado pantanos; nos hemos arrastrado por los montículos de hielo de la tundra y las arenas del desierto, siempre con la esperanza de hallar un liquen que no hubiéramos visto antes.En los valles ventosos del este de Idaho hallamos varias especies. Allí, entre la grava, había líquenes amarillentos del tamaño de almendras. Eran líquenes "vagabundos", que no están fijados al sustrato y que el viento arrastra como diminutas plantas rodadoras. Al acumularse en las lomas sin nieve, proporcionan alimento a los berrendos durante los crudos inviernos. En Oriente Medio, la gente recogía líquenes vagabundos para hacer pan: el bíblico "maná del cielo", según algunos estudiosos.Lea el artículo completo en la revista.