Hemeroteca

Libia

Libia

Libia

A finales de los años cincuenta Libia se encontraba entre los países más pobres del planeta, pero en aquellas fechas empresas estadounidenses hallaron petróleo en su territorio, que pasó a ser, al menos en potencia, uno de los más ricos. Sin embargo, los contactos entre libios y extranjeros se enfriaron cuando, a finales de los sesenta, Gadafi impuso su particular visión de la teoría revolucionaria. Desde entonces el país ha vivido sumido en el aislamiento internacional. Pero ahora el propio dirigente ha emprendido una campaña para

Husam, el guía del Ministerio de Información libio, había recorrido sólo veinte metros desde su habitación del hotel hasta la mía, pero ya estaba sudando. "Dése prisa –me dijo-. El líder le espera en Bengazi. Hay un avión listo." Bajamos raudos la escalera. El chófer del gobierno, supuestamente a la espera para aquella ocasión, había desaparecido. Lanzando un reniego, Husam me llevó a la carrera hasta su propio coche, y avanzamos velozmente por el paseo marítimo de Trípoli, la capital de Libia. Íbamos en dirección contraria al principal aeropuerto comercial de la ciudad.Unos kilómetros más adelante, salimos de la carretera y cruzamos la verja de acceso a un aeródromo donde había una decena de enormes aviones militares rusos de transporte Ilyushin-76. Subimos por una escalerilla al amplio compartimiento de carga de uno de los aparatos. En su interior nos esperaban Fuad, el intérprete inglés de Muammar al-Gadafi, y un joven llamado Ibrahim, que llevaba dos grandes cajas de cartón atadas con una cuerda. Pregunté qué había en ellas. "Correspondencia para el líder", me contestó Fuad mientras encendía un cigarrillo. De modo que es así como recibe el correo Muammar al-Gadafi.Lea el artículo completo en la revista.