Hemeroteca

La nueva Rumania

La nueva Rumania

La nueva Rumania

A finales de 1989, Rumania se deshizo del represivo régimen comunista. Ahora, el país trata de encontrar su lugar en una Europa democrática y de libre mercado.

Era el día de Año Nuevo de 1990, una semana después de la ejecución de Nicolae Ceaucescu, dictador comunista de Rumania, y habían sido necesarios aquellos días de nieve para mitigar el hedor a humo de armas y a mamposteria chamuscada que impregnaba el aire. Recorrer el maltrecho Museo Nacional de Arte de Bucarest, antiguamente palacio real, era presenciar el histórico momento del principio del fin del comunismo en Europa.Abajo, la plaza adoquinada ofrecía una escena de destrucción: los tanques cubiertos de flores avanzaban sobre los escombros calcinados, soldados y civiles nerviosos acudían a contemplar el espectáculo, a celebrarlo o a llorar a sus muertos en altares provisionales.Codruta Cruceanu, de 33 años, conservadora de pintura y escultura europeas del museo y experta en pintura flamenca, me acompañó mientras recorría una de las salas. Los lienzos yacían a nuestro alrededor como cadáveres. "La policía secreta irrumpió en el Renacimiento italiano –dijo Codruta, explicándome su curiosa experiencia de la revolución-. Nuestro ejército penetró en la colección de arte medieval rumano. Puede ver los daños que causaron aquí, en la escuela nacional del siglo XIX."Lea el artículo completo de la revista.