Hemeroteca

La Gran Barrera de Arrecifes

La Gran Barrera de Arrecifes

La Gran Barrera de Arrecifes

Esta inmensa formación coralina de Australia, la mayor estructura que se pueda hallar en el planeta construida por organismos vivos, alberga un verdadero carnaval de vida marina. A lo largo de más de 2.000 kilómetros de la costa nordeste de Australia, la naturaleza nos revela los misterios de una de las fantasías orgánicas más maravillosas.

El haz de luz de la linterna reflejaba unos grandes ojos de gato, a veces próximos y otras más lejanos. Centelleaban con una trémula luz plateada, con unas pupilas más negras que la oscuridad en la que se deslizaban por el mar del Coral, a 12 metros de profundidad. Eran tiburones, y aunque resultaba difícil decir a qué especie pertenecían, algunos de esos cuerpos oscuros eran mucho más grandes que yo. La bombona de oxígeno se agotó y salí a la superficie lejos del barco. Nadaba a través del tenebroso oleaje hacia la luz de la embarcación como si estuviera atrapado en un sueño en el que quisiera correr sin conseguirlo. Me prometí a mí mismo que pasaría tiempo antes de volver a bucear de noche en la Gran Barrera de Arrecifes de Australia, pero a los pocos días me encontraba bajo la luna llena y a 15 metros de profundidad observando más ojos de gato.Eran los de un tiburón charretera, pequeño, hermoso y moteado, ligero como una anguila cuando rodea una columna de coral. Dos peces león nadaban bajo una colonia de coral como si se tratase del fondo marino. Sobre ellos, una punta de coral se retorcía cerca de la superficie, iluminada por las luces del barco y de la luna.Lea el artículo completo en la revista.