Hemeroteca

La gran apuesta de Europa

La gran apuesta de Europa

La gran apuesta de Europa

Diez nuevos estados miembros se adhieren este mes a la Unión Europea. La ampliación no sólo supone un reto para este gigante económico mundial, que pretende dar estabilidad y prosperidad a sus miembros, sino también para los 70 millones de nuevos ciudadanos, que se preguntan cómo van a cambiar sus vidas.

Stanislaw Nowak nunca fue precisamente un comunista convencido. En los años ochenta era un joven fruticultor del sur de Polonia descontento con los precios que la cooperativa estatal pagaba por las manzanas, peras y ciruelas. Pero mientras otros agricultores se limitaban a refunfuñar, él metía dos toneladas de fruta en su camión de una tonelada y recorría unas carreteras en pésimo estado hasta ciudades lejanas para venderlas en el mercado negro. Viajaba solo, apretujado entre cajas de fruta. Si lo paraba la policía, él les hablaba de pobreza y de tiernas bocas que alimentar, y los agentes regresaban a sus casas cargados de fruta.Cuando en 1989 se desmoronó el comunismo, dejando a muchos agricultores del bloque del Este frente a un destino incierto, Nowak invirtió sus ahorros en un camión más grande, plantó más árboles y empezó a vender fruta desecada y botellas de sliwowica, un aguardiente de ciruelas casero. Cuando en 1994 Polonia solicitó el ingreso en la Unión Europea (UE), Nowak empezó a hacer planes. Hoy, a sus 43 años, afirma: "Sea cual fuere el régimen político, siempre hay que trabajar duramente. Pero además hay que pensar, y a veces hay que arriesgarse".Lea el artículo completo en la revista.