Hemeroteca

La fauna invernal de Japón

La fauna invernal de Japón

La fauna invernal de Japón

Un escenario helado reúne animales cuya espectacular belleza atrae a miles de turistas. Los conservacionistas japoneses se preguntan si su gobierno será capaz de atender las necesidades económicas del país y a la vez preservar el hábitat de estas criaturas únicas.

En otras estaciones nosotros somos alrededor de 20 y ellas sólo son unas pocas. Pero ahora, en pleno invierno, seguimos siendo 20 y ellas, 150. Nosotros somos Homo sapiens, un grupo de ornitólogos, científicos y reporteros gráficos; ellas son Grus japonensis, las célebres y extrañas grullas manchúes.El prado está blanco y el bosque perennifolio que lo rodea es de un verde oscuro. Sobre la fina capa de nieve que recubre los campos de Hokkaido, las grandes grullas blancas se arraciman con las negras plumas terciarias de sus alas apoyadas sobre la cola a modo de elegante polisón. Conocida en Japón como tancho (pico rojo), la grulla manchú es, a excepción de la trompetera, la especie de grulla menos común, con una población que no alcanza los 2.500 ejemplares. En otras estaciones estas aves son muy territoriales, pero ahora se reúnen en una escandalosa bandada para engullir el alimento que a tal efecto dejan los granjeros.Lea el artículo completo en la revista.