Hemeroteca

La evolución de las ballenas

La evolución de las ballenas

La evolución de las ballenas

Todavía hoy, algunos ejemplares de las mayores criaturas de la Tierra nacen con uno o dos miembros de las extremidades posteriores, una sorprendente reminiscencia genética de la remota época, hace 50 millones de años, en que sus antecesores caminaban por tierra firme.

En la costa meridional de Alaska, muy generosa en glaciares y umbríos bosques lluviosos, es raro que haga calor, pero así se nos presentaba el día desde que rompió el alba. Por la tarde todos estábamos sudando. El primero en darse un chapuzón en las gélidas aguas del estrecho de Frederick se tiró al estilo bomba. Le siguieron otros en carpa y algunos de plancha. El concurso para ver quién salpicaba más fue animado, pero breve. Tan pronto como el último de nosotros había subido a bordo temblando, tres yubartas salieron a la superficie exactamente en el mismo sitio donde habían estado cayendo los saltadores. Las ballenas se quedaron un rato, rociando a la tripulación con el chorro de sus aventadores, y después volvieron a sumergirse, perdiéndose de vista.Cuando aún resonaban las exclamaciones suscitadas por esta visita, el mar se abrió a estribor. Una ballena de 15 metros surgió del agua cuan larga era, seguida de otras dos que saltaron en perfecta sincronía. Comenzaron a aparecer ballenas por todos lados alrededor de la embarcación, armando un fuerte estrépito. Durante la media hora siguiente, los despegues y aterrizajes de las yubartas siguieron provocando pequeños maremotos.Lea el artículo completo en la revista.