Hemeroteca

La Costa Swahili

La Costa Swahili

La Costa Swahili

Un patrimonio islámico único mantiene unidos los puertos marítimos del África oriental –Lamu, Zanzíbar, Dar es Salaam– que durante siglos constituyeron una meca para los mercaderes árabes e indios que arribaban a estas ciudades-estado para comerciar.

Zanzíbar, Dar es Salaam, Comores, Mombasa, Lamu, Mogadiscio, Bombay, Mangalore..." Como si de una melodía se tratara, el viejo marino recitaba con soltura nombres de lugares esparcidos por el litoral del océano Índico. "He ido a todos esos sitios y a muchos más. Zarpábamos de África cargados de marfil, cocos, mangle, caparazones de tortuga y conchas de caurí. De Arabia traíamos dátiles, grasa de ballena, alfombras e incienso. De la India, objetos de cristal y ropa. El comercio era nuestra vida." Bwana Shafi Ahmed y yo estábamos sentados a la entrada del viejo fuerte de Lamu. A través de un pórtico abovedado podíamos ver a lo lejos el puerto, donde fondeaban los dhows, unas embarcaciones aparejadas con vela latina en las que viajaban los pasajeros y las mercancías que llegaban y partían de esta isla de apenas trece kilómetros de largo por ocho de ancho, parte integrante de un archipiélago situado en el extremo norte de la costa de Kenya. A nuestros pies, en la plaza mayor, grupos de hombres hablaban sentados a la sombra, la mayoría vestidos con kanzus y cubiertos con kofias. Asnos sobrecargados de mercancías y chicos con carretillas pasaban a toda prisa. Lea el artículo completo en la revista.