Hemeroteca

La batalla de Midway

La batalla de Midway

La batalla de Midway

Cincuenta y seis años después del combate, los antiguos enemigos reviven aquellos momentos, mientras el explorador Robert D. Ballard localiza la tumba del portaaviones Yorktown.

El 4 de junio de 1942, Bill Surgi, de dieciocho años, estaba agachado sobre una pasarela de babor del Yorktown, alimentando una ametralladora del calibre 7,62 milímetros montada en una barandilla. Surgi vio caer tres torpedos de unos bombarderos japoneses que, en vuelo rasante, cruzaban una cortina de fuego antiaéreo. Observó un torpedo "brillante y refulgente" que iba rápido hacia él. Entonces se produjeron dos explosiones, y Surgi salió despedido sobre la cubierta de la pasarela.Cincuenta y seis años después, Surgi y otros tres veteranos de guerra –un estadounidense y dos japoneses- zarparon con Robert D. Ballard, el explorador submarino que encontró el Titanic, en busca de los buques perdidos de Midway. También yo iba a bordo, recabando datos sobre Midway de aquellos antiguos enemigos convertidos ahora en compañeros de singladura. Sus evocaciones me acercaron a otros supervivientes, a otros momentos que formaban un mosaico en su memoria, a una reconstrucción de la batalla a cargo de los hombres que la vivieron.Lea el artículo completo en la revista.