Hemeroteca

La amarga cosecha de Zimbabwe

La amarga cosecha de Zimbabwe

La amarga cosecha de Zimbabwe

Tras su llegada a la presidencia en 1980, Robert Mugabe dio paso a una reforma agraria para corregir las desigualdades entre razas, una medida bien acogida por amplios sectores del país. Pero en el año 2000, en plena crisis económica y ante la creciente oposición, el presidente ordenó confiscar las tierras de los blancos sin ninguna compensación. Los nuevos agricultores negros, sin recursos ni las ayudas prometidas por el gobierno, no pudieron cultivarlas. Como consecuencia, la producción agrícola cayó en picado y el paro se disparó. Ahora el hambre atenaza a más de la mitad de la población zi

Tres generaciones de los Staunton, una familia blanca zimbabua, se hacinan en la seguridad del pequeño cuarto de estar de una vivienda de la capital, Harare, entre maletas y cajas de cartón. Fueron expulsados de su granja tan repentinamente que aún no acaban de creérselo. Ahora están pendientes de abandonar Zimbabwe, hacia un futuro incierto en Australia.Una tarde del año pasado, una caravana de lujosos vehículos todoterreno atravesó lentamente la granja Kachere, que los Staunton poseían desde 1957. Los trabajadores de la explotación aseguraron que detrás de las oscuras lunas de los vehículos estaba Grace Mugabe, la joven esposa del presidente, con su comitiva. Al parecer le gustó lo que vio: cuidados campos de maíz, soja, trigo y patatas, y grandes invernaderos de rosas para la exportación al mercado de flores de Amsterdam.Al cabo de unas semanas, el jardín de los Staunton se llenó de hombres y mujeres armados con barras de hierro y fusiles. Lea el artículo completo en la revista.