Movilidad, economía y ecología

Kymco_cabeceraOK

BARCELONA


Es viernes y tengo por delante un día intenso. A las ocho y media saldré de casa con mi KYMCO, dejaré atrás el Park Güell(1).Sortearé el atasco de cada día al atravesar las calles Valencia y Aragón y en poco más de diez minutos llegaré al trabajo, junto a la torre Agbar(2). A las seis de la tarde me despediré de los compañeros y enfilaré en dirección al Salón Internacional del Cómic, en el recinto ferial de Montjuïc(3). Llevaré un ejemplar de 100 Balas para que me lo firme Brian Azzarello, su creador y guionista, autor además de episodios de Batman y Superman. A las ocho menos cuarto, saldré pitando hacia el Instituto de Estudios Norteamericanos para asistir a la clase de inglés(4). Y cuando salga, cogeré de nuevo la moto para llegar al Paral·lel. ¡Tenemos reservada una mesa en Tickets!, el bar de tapas de Albert y Ferran Adrià(5). A mis amigos y a mí nos ha costado meses conseguirla. Y luego el remate: concierto de Loquillo en la Sala Razzmatazz(6). ¡Qué día y qué noche me esperan! Sin mi KYMCO, todo sería más difícil y algunas cosas imposibles.


Recorreré más de 25 km con mi KYMCO, gastaré unos 2 euros de combustible1, dejaré un rastro mínimo de CO2, llegaré a todos los sitios aunque el tráfico esté complicado y podré aparcar con facilidad2.

1 Valor calculado con un precio medio de súper 98 de 1,536 euros litro.
2 Las motos ocupan tres veces menos espacio en circulación que un coche, reducen el tiempo de circulación entre un 50 y un 70% y reducen las emisiones de CO2, NOx y PM2,5. (Commuting by Motorcycle: impact analysis. Transport & Mobility Leuven. 2011).
 

kymco barcelonakymco barcelona
Accede a la galería de imágenes 
Kymco