Hemeroteca

John Glenn: un hombre con una misión

John Glenn: un hombre con una misión

John Glenn: un hombre con una misión

En 1962, John Glenn se convirtió en el primer estadounidense que orbitó la Tierra. Treinta y seis años más tarde y con 77 años de edad, el ahora senador regresó al espacio para ayudarnos a comprender cómo envejece el cuerpo y para recordarnos que el espíritu nunca lo hace

John Glenn miró a través de la gran ventana cuadrada del transbordador Discovery y observó cómo se deslizaba la Tierra 555 kilómetros más abajo. Entonces apareció una lágrima en sus ojos. Y se quedó allí."En gravedad cero una lágrima no resbala por la mejilla –recordaría después-. Simplemente se queda en el globo ocular hasta que se evapora."Sonrió ligeramente incómodo. Pero los ojos le brillaban aquel día de diciembre de 1998, un mes después de su triunfal regreso al espacio y sólo un par de semanas antes de que concluyera su cuarto mandato como senador de Estados Unidos. En las paredes de su despacho están colgados recuerdos de victorias legislativas, fotos en las que aparece estrechando la mano a presidentes, galardones por ser el primer norteamericano en órbita, en 1962. Y por todas partes, fotos de su querida esposa, Annie.Lea el artículo completo en la revista.