Alimentación

Insectos en la cocina

insectos

insectos

La FAO está desarrollando una política encaminada a promover la alimentación a base de insectos en todo el mundo. Resulta que los grillos, los escarabajos y otros muchos insectos son muy nutritivos. Una ración de saltamontes, por ejemplo, contiene casi la misma aportación de proteínas que la carne picada. Además, los insectos pueden criarse de forma más barata y en un espacio mucho más reducido. Al menos un millar de especies ya forma parte de la dieta humana: los mexicanos licúan jumiles para obtener salsas, los aborígenes australianos mascan hormigas con sabor a limón y los tailandeses fríen chinches acuáticas gigantes.
Dado que la población mundial se acerca a los 7.000 millones, la FAO considera que la cría de insectos es un paso para asegurar la disponibilidad alimentaria, uno de los temas de su próxima conferencia sobre ntomofagia, o ingestión de insectos. Ahora el principal desafío, según el entomólogo Gene DeFoliart, es vencer la resistencia occidental. «Es hora de tomárselo en serio», dice. Una vez lo hayamos aceptado, una mosca en la sopa podría ser gentileza del chef. —Jennifer S. Holland
  

Foto: Romain Cintract / Gtres