Hemeroteca

Guerra a la enfermedad

Guerra a la enfermedad

Guerra a la enfermedad

Los microbios, viejos adversarios que se creía erradicados, y nuevas infecciones aparecidas en los últimos años amenazan a miles de millones de personas en un mundo debilitado por la pobreza, la guerra, la escasez de agua potable y la falta de atención de las grandes potencias hacia los países menos favorecidos.

Hacía mucho calor. Las marismas se extendían en todas direcciones. Y había montones de mosquitos. Eso fue lo primero que notó Steven Wiersma el verano pasado al bajar de su coche en la zona rural de Sirmans, Florida. Todo era típico de este estado excepto lo que Wiersma, director del Departamento de Epidemiología de Florida, había ido a investigar. Según acababa de saber, aquellas nubes de mosquitos tenían en las entrañas un virus procedente de un país lejano, que hasta 1999 nunca había vivido en el hemisferio occidental. Bautizado con el nombre de su lugar de origen, la provincia del Nilo Occidental de Uganda, el virus había encontrado en Estados Unidos un lugar propicio para subsistir: abundancia de aves en las que vivir y reproducirse, y gran cantidad de mosquitos para transmitirse de un ave a otra o, como empezaba a suceder con alarmante frecuencia, de aves a humanos. Era el caso de Seymore Carruthers, vecino de Sirmans de 73 años que aquella semana yacía en coma con encefalitis en un hospital de Tallahassee tras haber sufrido la picadura de un mosquito infectado. Lea el artículo completo en la revista.