Hemeroteca

Grullas

Grullas

Grullas

Símbolo de buena suerte y majestuosidad, las grullas son protagonistas de épicas migraciones tradicionales en las que atraviesan desiertos, montañas, humedales, tundra helada y fronteras de los cinco continentes. Ante la alarmante desaparición de sus hábitats, ahora son objeto de la ayuda internacional de personas que, decididas a salvarlas, impulsan programas de conservación y vuelos migratorios con guía humano para devolverles sus antiguos corredores aéreos.

Desde una plataforma de observación que mira a los humedales del centro de Wisconsin, veo a lo lejos un ave zancuda, blanca pincelada que se curva como un brillante signo de interrogación sobre un fondo de hierba verde esmeralda. Después asoma otra entre las cañas de carrizo. Son ejemplares que están en su primer año de vida, miden metro y medio de altura y lucen un plumaje blanco como la nieve, con elegantes puntas negras en las alas. Ahora guardan silencio, pero de la larga tráquea que se prolonga y enrosca en el esternón puede salir un grito salvaje, modulado, áspero e inquietante, que ha dado a esta grulla americana su nombre de grulla trompetera.Ésta sería una escena de naturaleza primigenia –cielo amplio, cañizares ondulantes y grullas trompeteras salvajes–, si no fuera por un área vallada donde varios pollos de grulla trompetera, bien mimetizados con su plumaje pardo, buscan comida en las aguas someras. En un susurro, el biólogo experto en grullas Richard Urbanek explica que los pollos han sido criados en cautividad, pero nunca han oído ni visto a un humano, excepto con disfraz de ave. Lea el artículo completo en la revista.