Hemeroteca

Grecia antigua II

Grecia antigua II

Grecia antigua II

Proporciones elegantes y un colorido abigarrado, tragedia y comedia, democracia y esclavitud: las raíces y las realidades de la época clásica expuestas con rigor en el segundo de los tres artículos sobre la Grecia antigua.

Monte Licaón. El acceso a este pico cónico era un trayecto espectacular e intimidatorio por una zigzagueante vía sin asfaltar que bordeaba riscos abruptos. En la cima, el viento zarandeaba las flores y las mariposas pequeñas, y transportaba aromas de tomillo. Por todos lados se extendía una espléndida vista de montañas verdiazules, tras las cuales se percibían aún más cumbres, y me sentí extrañamente próxima a un cielo tal vez poco benigno. En la ladera que tenía a mis pies se hallaba el recinto divino, un lugar sagrado investido del dolor de la muerte. Los antiguos devotos creían que, una vez allí, ni hombres ni bestias proyectaban su sombra. En épocas pasadas subían de noche en procesión a esta montaña para ofrecer a su dios un sacrificio humano, o así lo explican fuentes antiguas. En el banquete, la persona que por accidente comía carne humana mezclada con la de los animales sacrificados se convertía en hombre lobo; lykaion significa lobo. Lea el artículo completo de la revista.